Innovación

De BSD a GPL, tipos de licencias de software de código abierto

licencias_software_3

Licencias copyleft ‘débiles’: el ejemplo de la LGPL

La LGPL es otra de las licencias ideadas por la Free Software Foundation de Stallman. Su nombre significa ‘Lesser General Public License‘ (GPL reducida), si bien antes era acrónimo de ‘Library General Public License‘ (GPL para librerías).

Dotada de características muy similares a la anterior, la diferencia fundamental entre ambas radica en el hecho de que la que nos ocupa permite enlazar librerías LGPL a software sujeto a otras licencias (libres o no). Tal y como recoge el texto legal de la LGPL:

“Un programa que no contiene derivado de ninguna porción de la biblioteca, pero está diseñado para trabajar con la biblioteca al ser compilado o enlazado con ella se denomina un ‘trabajo que usa la biblioteca’. Dicho trabajo, por separado, no es un trabajo derivado de la biblioteca, y por tanto cae fuera del ámbito de esta Licencia.”

Tal como explica la web del proyecto GNU, la LGPL es tan sólo una concesión pragmática cuando la GPL resulta difícil de aplicar:

“Esta es la razón por la que usamos la LGPL para la biblioteca C de GNU. Después de todo, hay otras bibliotecas de C en abundancia, utilizando la GPL para la nuestra habría llevado a los programadores de software a utilizar otra”.

Otras licencias, como la Mozilla Public License (MPL) o la Eclipe Public License (EPL) también entrarían en esta categoría.licencias_software_4

Las licencias libres permisivas: BSD, MIT, Apache…

Lo que caracteriza a este grupo de licencias (también conocidas humorísticamente como ‘copycenter’, por situarse entre las copyleft y el copyright) es que son flexibles con respecto a la redistribución del código, de modo que permite publicar software tanto libre como propietario. Los defensores de estas licencias sostienen que esta característica maximiza la libertad de los desarrolladores a la hora de producir algún producto derivado, permitiéndoles elegir entre un amplio abanico de licencias.

Las diferencias entre todas ellas son bastante sutiles para los legos en derecho. Por ejemplo, la MIT y la BSD son casi equivalentes, con la diferencia de la adición de dos cláusulas en la segunda licencia.

En la BSD original, hoy en desuso, esta licencia rezaba lo siguiente:

“Todo material publicitado que mencione características o use este software debe mostrar la siguiente advertencia: ‘Este producto contiene software desarrollado por la [ORGANIZACIÓN]'”.

Además, tanto la BSD original como la BSD revisada añaden:

“Ni el nombre de la [ORGANIZACIÓN] ni los nombres de sus colaboradores deben usarse para apoyar o promocionar productos derivados de este software sin permiso previo por escrito explícito.”

Por su parte, el proyecto GNU recomienda el uso de la licencia Apache 2.0 cuando “cuando el código fuente de un paquete de software tiene menos de 300 líneas” y “los beneficios que proporciona el copyleft no ameritan el esfuerzo”.

Te recomendamos

Sobre el autor

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.

Leave a Comment