Innovación

De BSD a GPL, tipos de licencias de software de código abierto

licencias_software_2

Licencias copyleft ‘fuertes’: el ejemplo de la GPL

Richard Stallman, hoy día polémico gurú del software libre, ideó la ‘GPL’ (de ‘GNU Public License‘), una alternativa a las licencias comerciales de software que buscaba impedir por todos los medios que la labor realizada en pro de proyectos sujetos a esta licencia repercutiera en favor del software propietario.

De este modo, no es posible ni insertar fragmentos de código GPL en código propietario, ni tampoco permite al creador de un software licenciado como GPL relicenciarlo con otra licencia. Ni siquiera es legal compilar un código fuente vinculado a un biblioteca GPL si dicho código no se encuentra también bajo la misma licencia.

Sin embargo, su oposición a lo comercial se limita al propio software, por lo que la licencia GPL no pone ningún obstáculo a que un proveedor de esta clase de software tenga ánimo de lucro, siempre y cuando haga público el código libre y lo que se cobre sea el soporte técnico, la documentación o el medio de distribución.

La actual versión de la GPL es la 3.0. Su principal diferencia con respecto a la anterior son las nuevas clásulas que cubren ciertos agujeros legales o que otorgan protecciones contra las leyes de DRM.

Te recomendamos

Sobre el autor

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.

Leave a Comment