Biólogos de la universidad Wageningen, en Holanda, han conseguido hacer crecer 9 tipos de vegetales en tierra simulada de la Luna y Marte, aprobada por la NASA.

En el caso de la Luna, tiene la misma composición química que el regolito que los astronautas de las misiones Apolo trajeron de nuestro satélite. El regolito es la mezcla de tierra y polvo sobre la superficie de un planeta o luna. Los científicos usaron material procedente del desierto de Flagstaff, cerca de Arizona.

Para simular la tierra de Marte analizaron la composición química del regolito recogido por los robots Viking y Pathfinder y crearon una composición equivalente, usando principalmente tierra proveniente de un volcán de Hawái. Mezclaron ambos tipos de tierra con componentes orgánicos (abono) que los astronautas deberán traer de la Tierra o producir ellos mismos, y cultivaron diez tipos de plantas, tal como podemos ver en esta imagen:

Cultivan con éxito 9 tipos de hortalizas simulando la superficie de Marte y la Luna

Los vegetales elegidos fueron el berro de jardín, rúcula, tomate, rábano, centeno, quinoa, espinaca, cebollín, guisante y puerro. Todos ellos, menos uno, lograron germinar y producir semillas suficientes para una segunda cosecha. Curiosamente, la única planta que no creció en los suelos simulados de la Luna y Marte fue la espinaca.

Nos entusiasmamos cuando vimos cómo los primeros tomates cultivados en suelo simulado de Marte se ponían rojos“, reconoce el investigador Wieger Wamelink. “Es un nuevo paso hacia un cultivo sostenido en otro planeta“.

Curiosamente, los cultivos crecieron mejor, más rápido y más fuerte, en la tierra marciana frente a la lunar.

Cómo se podrán cultivar verduras en el espacio gracias a las luces LED

Esta investigación resuelve un problema: aparentemente se puede mezclar tierra marciana y lunar con abono, y cultivar plantas. Pero es solo uno de los múltiples escollos que nos esperan. Aún queda por investigar cómo proteger esta cosecha de la radiación de la Luna y Marte, y de los brutales cambios de temperatura del día y la noche, con una diferencia de más de 200 grados centígrados.

El cultivo tradicional en tierra es solo uno de los diferentes tipos que se están estudiando. También es posible obtener cosechas de cultivos hidropónicos (solo con agua) e incluso aeropónicos, directamente flotando en el aire, mediante la propagación de nutrientes con spray.

Mientras SpaceX y la NASA trabajan en el cohete espacial que llevará a los astronautas a la Luna y Marte, miles de científicos desarrollan el resto de componentes clave para que ese viaje se haga realidad.