Innovación

Nace el PBTL, un nuevo tipo de plástico que se puede reciclar indefinidamente

Nace el PBTL, un nuevo tipo de plástico que se puede reciclar indefinidamente

Crean un nuevo tipo de plástico llamado PBTL que se puede descomponer fácilmente en sus componentes químicos y volver a ensamblar en productos de alta calidad. Este podría reducir el volumen de residuos que acaba en los vertederos.

El problema del plástico se agrava a cada segundo que pasa: en los últimos tiempos se ha rastreado su aparición en hortalizas, tejidos humanos y organismos de animales, desde aves a peces como las sardinas y anchoas mediterráneas. Lo peor del plástico es que únicamente se recicla un porcentaje muy pequeño, y la inmensa mayoría de residuos acaban en el vertedero, incinerados o filtrados al medio ambiente, donde tardan cientos de años en degradarse y se erosionan transformándose en nanoplásticos y microplásticos.

Tal y como informan desde New Sciencist, la principal problemática que surge a la hora de reciclar el plástico alude a la dificultad. El material es difícil de descomponer y los procesos que se suelen utilizar para volver a moldear el plástico viejo debilitan su estructura química. Como resultado, el plástico reciclado normalmente se destina a fabricar productos de bajo valor, como contenedores al aire libre.

Estas chanclas a base de algas desaparecen a los cuatro meses

No obstante, Eugene Chen de la Universidad Estatal de Colorado y su equipo se pusieron manos a la obra para revertir este problema, logrando acuñar el plástico PBTL capaz de conservar sus cualidades originales al ser reciclado. El material se fabrica uniendo componentes químicos llamados tiolactonas bicíclicas, caracterizándose por excelentes propiedades de resistencia, dureza y estabilidad. Así podrá destinarse a productos de alto valor en estos términos, como envases de plástico, equipos deportivos, piezas de automóviles o materiales de construcción.

La investigación reveló que el PBTL se puede reciclar fácilmente calentándolo a 100  C en presencia de un catalizador químico durante 24 horas. Esto rompe el plástico en sus bloques de construcción originales de forma limpia, pudiendo volver a ser ensamblados en un nuevo PBTL de alta calidad. El principal desafío para el futuro proceso de reciclaje es que solamente puede descomponerse y remodelarse de forma aislada, por lo que tendría que separarse previamente de entre el resto de plásticos mixtos para ser reciclado. Sea como fuera, y mientras nos “desplastificamos”, alternativas como esta tienen un carácter más ecológico que el plástico convencional.

Fuente | New Sciencist

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.