Innovación

Crean en Singapur una herramienta para hablar con las plantas y así es como funciona

Crean en Singapur una herramienta para hablar con las plantas y así es como funciona

Comunicarse con las plantas en su `idioma´ es mucho menos ciencia-ficción de lo que crees. Un equipo de investigadores de Singapurr ha desarrollado un dispositivo para hablar con las plantas a través de señales eléctricas.

La conciencia, las emociones y la cognición son características animales, pero el reino vegetal posee sus propios sistenas de comunicación. Las plantas tienen una comunicación química ante ataques como las mordeduras de insectos. En casos como esos, las plantas son capaces de emitir moléculas que actúan como un neurotransmisor y hacen al resto adoptar medidas preventivas y de defensa.

Las plantas pueden lanzar mensajes al aire, comunicarse en el subsuelo o rizosfera -la zona de interacción de las raíces, especialmente a través de hongos- o incluso mediante frecuencias sonoras inaudibles para el ser humano. Pero hasta ahora, comunicarse con ellas había sido imposible, algo que podría cambiar gracias a un disruptivo invento que ha visto la luz en la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur.

Un grupo de investigadores ha ideado en este centro educativo asiático una herramienta que puede enviar señales eléctricas hacia y desde las plantas, allanando el camino para nuevas experiencias de comunicación. El dispositivo, que ha sido detallado en dos artículos separados en Nature Electronics y Advanced Materials, no te permitirá hablar con tu bonsái, pero si monitorizar las respuestas de las plantas al entorno y transmitir instrucciones de movimiento al vegetal. 

Jardinería para dummies: 5 plantas de interior difíciles de matar

En un comienzo los científicos buscaron una vía para medir las señales eléctricas que emiten las plantas. Ya que la superficie suele tener baches o textura con pequeños pelitos se desarrolló un electrodo “transformable” en forma de gel que podría adherirse a la superficie del vegetal. Al probarse en la planta carnívora denominada mosca de Venus los resultados fueron exitosos. Además, de transmitir las señales de la planta los investigadores profundizaron para hablar con ella.

Cuando los científicos pulsaron una frecuencia específica a través del electrodo consiguieron que la planta cerrara sus hojas a pedido. En un estudio anterior publicado en Nature Electronics, los investigadores también pudieron conectar la planta carnívora a un brazo robótico y ordenarle que se cerrara y recogiera un trozo de cable.

“El dispositivo ahora puede adherirse a más tipos de superficies de plantas, y de manera más segura, marcando un importante paso adelante en el campo de la electrofisiología de plantas”, dijo el coautor principal del estudio de Materiales Avanzados, el profesor Loh Xian Jun.

La herramienta abrirá un nuevo campo para tecnologías basadas en plantas, como los sensores de monitoreo activo de cultivos contra la inseguridad alimentaria originada por el cambio climático. Pueden detectarse desde anomalías a señales de socorro, enfermedades y otros problemas. Así, los agricultores tendrán capacidad de descubrir amenazas para la salud de sus cultivos y maximizar su rendimiento. También es posible que brazos robóticos a base de plantas recojan con suavidad objetos frágiles. 

Fuente | Interesting Engineering

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.