Innovación

Corrientes masivas de burbujas, la solución noruega para aplacar huracanes

Corrientes masivas de burbujas, la solución noruega para aplacar los huracanes

Son muchos los ingenieros que trabajan en soluciones inteligentes para detener los huracanes antes de que toquen tierra. Un grupo de investigadores noruegos propone el uso de corrientes masivas de burbujas emitidas a través de una tubería marina.

Ya estamos pagando la factura por alterar el clima: los desastres naturales han aumentado su frecuencia y fenómenos como los huracanes son cada vez más destructivos. De hecho, para este año se pronostica una temporada muy activa en el Atlántico: si en un año normal se forman unas 12 tormentas con nombre -que oscilan de tormentas tropicales a huracanes-, en 2020 la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) ha avanzado que podrían formarse entre 13 y 19 grandes tormentas, de las que hasta 6 podrían transformarse en huracanes.

Se han intentado buscar en los últimos años numerosas soluciones creativas, desde enfriar el agua para debilitar a los huracanes hasta “bombardearlos”. Una idea reciente tan innovadora como extraña es la que proviene de la firma noruega OceanTherm: su propuesta se basa en extender una “red de burbujas” sumergida en el camino de una tormenta inminente.

Fundado en 2017, el grupo de científicos noruegos se propuso el objetivo de detener los huracanes después de que el huracán Katrina destruyera miles de hogares y arrancase la vida de 1.800 personas. Solamente en Estados Unidos, donde la severidad de los huracanes se ha incrementado con creces, estos tienen tres papeletas más de suceder ahora que hace un siglo.

Así es como la Inteligencia Artificial puede salvar vidas en un desastre natural

El diseño que proponen estos investigadores el siguiente: una tubería larga, delgada y flexible amarrada justo debajo de la superficie produciría una corriente masiva de burbujas, ralentizando o evitando la tormenta, ya que la corriente espumosa ascendería a la superficie empujando agua fría y restándole poder al huracán.

“Si pudiéramos evitar que el agua estuviera tan caliente, los huracanes no podrían desarrollar tanta fuerza. Todos desaparecen cuando entran en aguas más frías”, apunta director ejecutivo de OceanTherm, Olav Hollingsæter. La propia tecnología de red de burbujas se emplea en Noruega en la actualidad pero con un propósito inverso: mantener el hielo alejado de dos plantas de energía ubicadas a lo largo de la orilla. También se está implementando para recolectar basura plástica de ríos, fiordos y canales.

En el siguiente documento audiovisual grabado con dron se muestra el modo en que OcearnTherm utiliza la tubería submarina.

Cabe destacar que la idea no se ha probado todavía en un huracán, cuya formación sigue siendo en parte desconocida. Los investigadores noruegos estiman que una flota de 20 barcos con compresores y generadores podría evitar que una corriente cálida alimentara el huracán, buscando pararlo al principio, cuando su tamaño es menor. Trabajando se lograría que se convirtiese en un sistema de baja presión, sin causar daños humanos, medioambientales y materiales.

Fuente | Interesting Engineering

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.