Innovación

Un estudio revela que las células fotovoltaicas negras abaratan la producción de energía

Cambiar el color de las células fotovoltaicas

Un estudio de la Universidad Tecnológica de Michigan y la Universidad finlandesa de Aalto revela que modificar el color de las células fotovoltaicas apostando por el silicio negro puede abaratar el coste de producción de la energía solar.

Cada mes novedades para optimizar la producción de energía solar, mejorar la eficiencia energética o desarrollar nuevos sistemas de almacenamiento salen a la palestra. Hoy traemos un interesante descubrimiento fruto de la investigación de los ingenieros de la Universidad Tecnológica de Michigan y Universidad de Aalto, responsables de revelar la importancia que tiene el color del silicio en las células solares fotovoltaicas para reducir el coste de la producción energética. 

La investigación publicada en la revista Energies muestra cómo ambos tipos de células fotovoltaicas -las multicristalinas y las monocristalinas, ambas elaboradas normalmente con silicio- son cubiertas por un grabado común para reducir la luz reflejada, presentando la famosa tonalidad azul. Este grabado estándar resulta, sin embargo, menos eficaz que el silicio nanotexturizado con grabado seco, de acabado negro-, el cual podría reducir los costes de este tipo de energía renovable que tantas posibilidades ofrece a la hora de acometer la transición energética a un modelo limpio y sostenible.

Bali puede generar con energía solar 23 veces más electricidad de la que precisa

Los resultados del estudio reflejan que el coste de las células color negro de silicio tanto del grabado en seco como la de ALD supera con mucho los costes adicionales de la producción de las propias células -entre un 15.8 y un 25.1 % más caras que las convencionales-, ya que reducen el precio de producción energética en un 10,8%. 

Datos cómo este muestran el todavía amplio margen de mejora que tiene la producción de energía social, así como el inmenso campo que los países tienen para acelerar la fabricación fotovoltaica -liderada en estos momentos por China-, trampolín para la expansión de una de las renovables más importantes en el pastel del mix energético mundial.

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.