Innovación

Mueve tu ciudad 1.000 kilómetros al sur para saber su clima en 2050

Ciudad

Una nueva investigación científica advierte de que a causa del cambio climático las ciudades de todo el mundo heredarán los climas dispares de lugares a cientos de kilómetros de distancia. Incluso, una quinta parte vivirá climas nunca antes vistos.

El cambio climático es el gran problema con mayúsculas de nuestra época contemporánea, consecuencia de décadas de industrialización masiva y descontrolada, sobreexplotación de los recursos naturales y deterioro de los ecosistemas y la biodiversidad. De hecho, ya es la principal preocupación de la humanidad. Originará un éxodo masivo de refugiados climáticos, acrecentará la brecha entre ricos y pobres, puede extinguir a una de cada ocho especies conocidas hasta el momento y causará mayor incidencia y virulencia de desastres naturales, sequías o incendios, entre otros.

El cambio climático obligará a Indonesia a cambiar su capital

Para 2050, los científicos revelan que más de las tres cuartas partes de las ciudades del mundo vivirán bajo otro sistemas climático diferente al de la actualidad como parte de esta rápida metamorfosis. Lo más preocupante de todo es que más del 20% de las urbes experimentarán condiciones que no tienen precedentes en ninguna ciudad del mundo actual.

Otro estudio publicado hace unos meses sugirió que para el año 2080, las ciudades de América del Norte sentirán que están a unas 800 kilómetros al sur de donde se encuentran hoy, bajo un clima más húmedo y caliente. Ahora, la investigación realizada por el equipo del Laboratorio Crowther en ETH Zurich han visualizado por primera vez cómo estos cambios climáticos se llevarán a cabo a escala global, observando cómo se prevé que las condiciones en 520 ciudades principales de todo el mundo cambien para siempre en solo tres décadas.

Ciudades del mundo y cambios climáticos previstos. (Crowther Lab)

Ciudades del mundo y cambios climáticos previstos. (Crowther Lab)

Para respaldar sus visualizaciones, los investigadores utilizaron los datos existentes en base al Representante del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas, generalmente considerado como el escenario más optimista en el que las emisiones de CO2 alcanzan su punto máximo en medio de este siglo.

“Es un escenario de estabilización, lo que significa que representa una estabilización del forzamiento radiativo antes de 2100, anticipando el desarrollo de nuevas tecnologías y estrategias para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero”, explican los autores en su artículo. “Al utilizar este escenario optimista de cambio climático, representamos cambios conservadores en las condiciones climáticas que probablemente ocurran incluso si se produce una mitigación sustancial del cambio climático”.

Para 2050, en términos de clima, el equipo dice que Londres será como la Barcelona de hoy. Seattle se parecerá a San Francisco y Estocolmo se sentirá como Budapest. París será la nueva Canberra y Reykjavik en Islandia será como Wellington en Nueva Zelanda.

Evidentemente, la mayoría de estos cambios significa que las cosas se pondrán significativamente más calientes y más húmedas, especialmente en el hemisferio norte, a medida que el mundo hace un cambio general hacia condiciones más subtropicales. “Por ejemplo, en Europa, tanto los veranos como los inviernos se harán más cálidos, con aumentos promedio de 3.5 ° C y 4.7 ° C, respectivamente”, explica el equipo. “Estos cambios serían equivalentes a una ciudad que se desplaza ~ 1.000 km más al sur hacia las zonas subtropicales”.

De hecho, puedes comprobar el futuro de tu propia ciudad usando esta herramienta interactiva.

Según los investigadores, el 77% de las 520 ciudades estudiadas experimentarán un “cambio sorprendente en las condiciones climáticas” para 2050. La peor parte será para el 22% que se someta a regímenes climáticos sin precedentes que hoy ni siquiera existen en la Tierra. “Hablamos de condiciones ambientales que no se experimentan en ningún lugar del planeta en este momento”, dijo el investigador y ecólogo principal Tom Crowther a The Guardian.

El cambio climático cambiará el color de los océanos, según alerta la ciencia

El objetivo del estudio, dicen los investigadores, es cerrar la ‘brecha de consenso’: la desconexión entre la comprensión científica y pública del cambio climático. Comprendiendo las dimensiones de a lo que nos enfrentamos, podremos llevar a cabo acciones colectivas significativas.

“Un creciente cuerpo de investigación demuestra que la visualización – la capacidad de crear una imagen mental de la  esa visualización, la capacidad de crear una imagen mental del problema, es el enfoque más efectivo para motivar el cambio de comportamiento”, apuntan los responsables del estudio.

Los hallazgos aparecen recogidos en la publicación PLOS One.

Fuente | Science Alert

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.