Innovación

Científicos rusos buscan virus prehistóricos dormidos en el permafrost derretido

permafrost

Bajo las capas otrora impenetrables del permafrost emergen restos de animales, bacterias y virus que ahora los científicos están explorando. Esta capa en Rusia se derrite por el cambio climático y los científicos buscan virus prehistóricos en el deshielo.

Esta semana el laboratorio estatal ruso Vektor anunció que estaba intentando extraer virus prehistóricos de los restos de animales muertos recuperados del derretimiento del permafrost, que se deshace un 240% más rápido que hace 4 décadas. La pérdida de esta capa de hielo perpetuo es muy peligrosa, ya que no solamente pone en riesgo la vida silvestre local, sino que también conduce a la liberación del carbono almacenado en el permafrost, y de virus y bacterias “dormidos” durante miles de años. En la actualidad, el Ártico se calienta dos veces más rápido que el promedio mundial.

El calentamiento global está descongelando áreas de la región siberiana de la República de Sakha, también conocida como Yakutia. Gracias al deshielo, animales como los osos de las cavernas y los lobos han estado emergiendo recientemente de sus tumbas de permafrost. La ciencia se prepara para examinar los restos perfectamente conservados de mamuts, alces, perros y otros animales prehistóricos para detectar posibles virus y bacterias. 

Github preserva todo su código open source bajo el permafrost del Ártico

Todos los especímenes con los que están trabajando los científicos rusos provienen de la colección del Museo Mammoth de la Universidad Federal del Nordeste de Rusia, ubicada en Yakutsk. Los restos incluyen un potro Tagagay de 42.000 que se encontró en 2018, un caballo Verkhoyansk de 4.450 años hallado en 2009, un mamut lanudo de 32.200 años encontrado en 2013 y un cachorro de 18.000 años encontrado en Siberia. 

Hay que tener cuidado con las infecciones zombies, término que alude a aquellos virus que pueden permanecer inactivos durante cientos, o incluso miles de años, solo para “volver a la vida” e infectar a personas con una enfermedad desconocida. Un artículo de  The Daily Mail contempla que los científicos rusos intentarían encontrar la secuela completa del genoma de los animales ahora extintos, así como recoger el potencial epidemiológico de los agentes infecciosos actualmente existentes. Teniendo en cuenta el peligro para la humanidad que supone la descongelación del permafrost, más vale estar prevenidos.

Fuente | Interesting Engineering

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.