Innovación

El cambio climático aumentará un 25% la brecha entre países ricos y pobres

El cambio climático aumentará un 25% la brecha entre países ricos y pobres

Aquellos países que serán los más afectados económicamente por el cambio climático en el futuro son los que menos culpa tienen del fenómeno, tal y como muestra un estudio sobre cómo el calentamiento global incrementa la brecha entre naciones pobres y ricas.

La polarización y la brecha existentes entre el centro y la periferia o el Norte y el Sur global también se perciben en torno al cambio climático y sus catastróficas consecuencias, ya perceptibles en la alarmante pérdida de biodiversidad, ascenso de las temperaturas globales, perdidas de cultivos, desastres medioambientales, fenómenos como la sequía y un incremento del riesgo de muerte prematura, así como un deterioro notable de la salud de la población.

Pero este fenómeno que ha inaugurado tristemente la era conocida como Antropoceno no incide de igual manera en todas las naciones, tal y como revela una investigación reciente realizada en la Universidad de Stanford. Algunos países ricos, como Noruega y Suecia, se han enriquecido desde mediados del siglo XX, mientras que los países más pobres como Nigeria e India son ahora más pobres de lo que hubieran sido de no calentarse el planeta.

El estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, analizó los cambios en la desigualdad entre 1961 y 2010. Encontraron que la riqueza por persona en los países pobres era de un 17% a un 30% más baja debido al cambio climático. La brecha entre los países más ricos y más pobres es alrededor de un 25% más grande de lo que hubiera sido si el clima fuera estable.

Gráfico brecha cambio climático

“La desigualdad económica es un desafío complejo. La buena noticia es que a nivel mundial, la desigualdad entre los países ha disminuido con el tiempo. Pero nuestros resultados muestran con gran confianza que el calentamiento global ha frenado ese progreso”, afirma Noah Diffenbaugh, geocientífico y profesor de ciencias del sistema terrestre en la Universidad de Stanford, y autor principal del estudio.

Investigaciones anteriores establecieron un vínculo entre el crecimiento económico y la temperatura. Las olas de calor dañan los cultivos y hacen que las personas sean menos productivas. Los países más fríos como los del norte de Europa sufren menos consecuencias negativas en este sentido.

En estudio, los investigadores combinaron estimaciones previas sobre el efecto del calentamiento en la economía con datos de más de 20 modelos climáticos y calcularon más de 20.000 versiones de la tasa de crecimiento potencial de cada país sin cambio climático. Las diferencias a menudo eran marcadas: la economía de la India, por ejemplo, es un 31% más pequeña ahora de lo que hubiera sido si el calentamiento global no hubiera ocurrido.

Los países con más (y menos) posibilidades de sobrevivir al cambio climático

El planeta se ha calentado alrededor de un grado Celsius desde el comienzo de la Revolución Industrial. Si los países logran cumplir sus compromisos con el acuerdo climático de París podemos limitar el calentamiento a 2 grados. Incluso si todos los países actúan sobre el cambio climático, el planeta podría calentarse 3 grados, según la Organización Meteorológica Mundial de los Estados Unidos. Algunos de los países más contaminantes tienen políticas climáticas que están en línea con los 5 grados de calentamiento.

A medida que los países en desarrollo amplían el acceso a la energía, algo que es crítico para el crecimiento económico, es fundamental que se centren en la energía renovable para evitar agregar al problema y borrar algunos de los beneficios de ese crecimiento. “Nuestros resultados sugieren que aumentar el acceso a la energía con tecnologías que no causan un mayor calentamiento tendrá un beneficio de desarrollo secundario sustancial”, dice Diffenbaugh.

Fuente | Fast Company

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.