Alimentación Innovación

Au-Spot, el perro robot de la NASA que se entrena para explorar cuevas en Marte

Au-Spot, el perro robot de la NASA que se entrena para explorar cuevas en Marte

El canino autónomo de Marte, apodado “Au-Spot”, es una versión modificada del famoso robot Spot creado por Boston Dynamics. Ahora, la NASA prepara a este explorador mecánico para conquistar la complicada orografía del planeta rojo.

Si algo caracteriza al robot Spot de Boston Dynamics es la versatilidad y el pluriempleo de los últimos meses: ha tirado de camiones, desempeñado tareas de vigilancia en plataformas petrolíferas, ayudado a contener la pandemia y cuidar de los pacientes con COVID-19, vigilado el distanciamiento social en Singapur, sido inspector de construcción e incluso pastoreado ovejas. Y ahora, tuneado por la NASA y reconvertido en Au-Spot, se prepara para la conquista futura de Marte. 

En una presentación online el 14 de diciembre en la reunión anual de la Unión Geofísica Estadounidense (AGU), los investigadores de la NASA y JPL-Caltech presentaron su perro robot dotado de Inteligencia Artificial. El autómata canino brilla por su agilidad y resistencia, y gracias a sus sensores, es capaz de tomar decisiones a la hora de escoger la mejor ruta, evitar obstáculos o elaborar mapas virtuales de túneles y cavernas enterrados para los operadores en la base de operaciones.

Los rovers tradicionales se limitan principalmente a superficies planas, pero muchas regiones marcianas científicamente interesantes solo son accesibles cruzando un terreno muy accidentado o descendiendo bajo tierra. Los “perros” robot que caminan son adecuados para tales desafíos, ya que pueden volver a levantarse si se caen, con la ayuda de algoritmos de recuperación. También destaca su ligereza, siendo doce veces más liviano que los actuales. 

El Au-Spot también podrá moverse de un modo mucho más rápido: ya ha alcanzado velocidades normales de caminata de 3 mph (5 km / h) durante las pruebas. Para poner eso en perspectiva, el rover Curiosity rueda a lo largo de la superficie marciana a aproximadamente 0.09 mph (0.14 km / h), Mapear en 3D todo su entorno brinda información de valor y a su vez, le permite elegir el mejor camino.

Logran que ratones hibernen: ¿podríamos hacerlo nosotros para viajar a Marte?

En Marte, las cuevas pueden ofrecer refugio para futuras colonias humanas, proporcionando protección natural contra la radiación ultravioleta mortal, el frío extremo y las tormentas de polvo intensas que pueden durar semanas. Las grutas también pueden albergar evidencia de vida del pasado lejano de Marte, o incluso proporcionar un hogar actual para los organismos que viven en las profundidades del subsuelo, según apuntan los investigadores de AGU. Así, brindarán toda clase de datos: mediciones, un mapa visual y signos de vida más allá de nuestro planeta.

Para diseñar este canino autóctono sencillamente se ha equipado y mejorado al robot Spot de Boston Dynamics. Para este trabajo participaron más de 60 científicos e ingenieros del equipo de Robots Resilientes Autónomos Subterráneos Colaborativos, o CoSTAR, equiparon a Au-Spot con sensores y software en red para ayudarlo a escanear, navegar y mapear su entorno de manera segura y autónoma.

Au-Spot procesa la entrada de Lidar (detección remota mediante pulsos de láser), sensores visuales, térmicos y de movimiento para crear mapas en 3D. La Inteligencia Artificial le sirve para conocer las estructuras a evitar y también a identificar objetos que pueden ser de interés científico. Un módulo de comunicaciones le facilitará transferir datos a la superficie mientras realiza sus excursiones.

Los miembros del equipo de CoSTAR están probando Au-Spot en una variedad de pistas de obstáculos, poniéndolo a prueba en túneles y pasillos, subiendo rampas o escaleras y probando sus peripecias en lugares similares al desierto marciano, como los del norte de California. “Estos comportamientos podrían algún día permitir que se lleven a cabo misiones científicas revolucionarias en la superficie y el subsuelo de Marte, explorando sitios tradicionalmente inaccesibles”, dicen desde AGU.

Fuente | Livescience

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.