Innovación

Los astronautas podrían autocurarse con piel y huesos impresos en 3D de sus propias células

Los astronautas podrían autocurarse con piel y huesos impresos en 3D de sus propias células

Investigadores de la Universidad Técnica de Dresde han desarrollado un método de bioimpresión 3D para usar en el espacio, creando nuevos tejidos de piel y huesos a partir de recursos disponibles para los astronautas.

La vida de los astronautas en la Estación Espacial Internacional (ISS)no es en absoluto sencilla: su labor comporta riesgos y deterioros físicos para su salud como una peor circulación de los fluidos corporales, pérdida de masa muscular y ósea o mayor propensión a las fracturas. Esto se debe a que el organismo está habituado a la gravedad y fuera de su entorno, funciona lógicamente peor. 

5 cosas que los astronautas de la NASA no pueden comer en el espacio

Una de las soluciones, como muchas en el campo de la medicina, es la que brindan las nuevas posibilidades de la impresión 3D. Mientras que esta tecnología abre grandes puertas para la cura quirúrgica de heridas o la fabricación de órganos funcionales para el trasplante, para los viajes espaciales también guarda un infinito potencial, pudiendo crear nuevas herramientas o incluso refugios elaborados a base del polvo de Marte.

Un equipo de investigadores de la Universidad Técnica de Dresde se propuso permitir que los astronautas impriman en 3D nuevos parches de piel para reparar las heridas, o trozos de hueso para ayudar a curar las fracturas. El proyecto presentaba dos principales problemas: en primer lugar puede ser difícil encontrar estas “tintas biológicas” en el espacio, y en segundo lugar, las tintas líquidas no siempre se quedarán donde se necesitan en la microgravedad.

Crédito: ESA – SJM Photography

Crédito: ESA – SJM Photography

Para resolver el primer problema, el equipo sugirió que los propios astronautas podrían ser la fuente de enlaces biológicos. Es decir, que el plasma de la sangre podría usarse para producir las células de la piel, mientras que las células madre podrían convertirse en hueso.

“Las células de la piel pueden ser bioimpresas utilizando plasma sanguíneo humano como una” tinta biológica “rica en nutrientes, que sería fácilmente accesible desde los miembros del equipo de la misión”, dice Nieves Cubo, un miembro del equipo del proyecto.

“La producción de la muestra ósea implicó la impresión de células madre humanas con una composición de tinta biológica similar, con la adición de un cemento óseo de fosfato de calcio como material de soporte de estructura, que se absorbe posteriormente durante la fase de crecimiento”, indica la responsable.

El segundo problema, la microgravedad, se resolvió cambiando la viscosidad de la tinta biológica derivada del plasma, que normalmente es bastante fluida. Para ello, investigadores agregaron metilcelulosa y alginato a la mezcla, ingredientes obtenidos de plantas y algas.

El equipo pudo demostrar que la nueva tinta biológica no se derramará al ejecutar la impresora 3D al revés. “Una capacidad de bioimpresión en 3D permitirá a [los astronautas] responder a emergencias médicas a medida que surjan”, dice Cubo. “En el caso de las quemaduras, por ejemplo, la piel nueva puede ser bioimpresa en lugar de ser injertada desde otro lugar en el cuerpo del astronauta, causando daños secundarios que pueden no curarse fácilmente en el entorno orbital.

También explicó que en el caso de las fracturas óseas, más propensas a la ingravidez del espacio, junto con la gravedad parcial de 0.38 en la Tierra de Marte, el hueso de reemplazo podría insertarse en las áreas lesionadas. “En todos los casos, el material se originaría con el astronauta. así que no habría problema con el rechazo del trasplante”.

Imagen de portada | University Hospital of Dresden Technical University

Fuente | New Atlas

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.