Innovación

Así es el club de fútbol más ecológico del mundo: ropa reciclada, comida vegana y estadio verde

Forest Green Rovers Football Club 1t2ottSd dpdleo neonentlsrorerodsr

Los Forest Green Rovers son un equipo de fútbol británico que funciona totalmente con energías renovables, solo come comida vegana el día del partido, utiliza equipación hecha de residuos reciclados y hasta tiene un estadio ecológico.

Es el primer club vegano del mundo y se encuentra en Nailsworth, un pueblo inglés de 6.000 habitantes situado en el poco conocido condado de Gloucestershire . Son los Forest Green Robers y detrás de ellos se encuentra el empresario de “energía verde” Dale Vince, que ha puesto la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente en el corazón del espíritu del club. Su filosofía vital coloca el bienestar animal o el cuidado del planeta por delante.

Su estadio Innocent New Lawn, con capacidad para albergar a más de 5.000 personas, tiene instalados 180 paneles solares que abastecen el 10% de la demanda eléctrica, también utiliza cortacéspedes eléctricos, robots y agua reciclada para su hierba orgánica. El club, que ascendió a la Ligue Two en 2017, funciona totalmente con energía renovable. El magnate de la energía verde también tiene planes para construir una nueva cancha totalmente de madera y materiales sostenibles.

Uno de los apartados es el de la vestimenta: en un partido contra el Colchester United acaban de probar un nuevo prototipo hecho con residuos de granos de café. También usaron una de bambú durante dos años. “Hemos estado trabajando con PlayerLayer en busca de materiales más sostenibles para las camisetas después de enterarme de que lo predeterminado para el equipo deportivo moderno se había convertido en 100% plástico”, revela su presidente.

Estos invernaderos verticales dentro de edificios producen media tonelada de alimentos al año

Se nos ocurrió el bambú y desde ellos hemos estado buscando versiones más sostenibles y se les ocurrió el café hace unos meses”, explica Vince, que tiene esperanzas en que otros clubes avancen hacia un mayor compromiso de sostenibilidad. Cada una de las camisetas se hace reciclando tres tazas de granos de café y cinco botellas de plástico, lo cual podría dar a los jugadores de Forest Green una ventaja competitiva, ya que las pruebas de laboratorio han demostrado que son más ligeros y más transpirables. El mandatario quiere generar conciencia sobre el desperdicio en la industria de la confección.

También se apuesta por el veganismo como dieta y postura vital de la plantilla: primero se eliminó completamente la carne roja y ahora solamente se ofrece una dieta basada en plantas en sus instalaciones, libres de cualquier producto de origen animal. Ensaladas, hamburguesas de quinoa o bebidas con leches vegetales como soja o avellana forman parte de su oferta.

Si bien la industria del fútbol no es conocida por su enfoque en la sostenibilidad, las cosas están cambiando y tanto Arsenal como Southampton son elogiados por sus esfuerzos para combatir el cambio climático. El exdefensa del Manchester United Chris Smalling ha invertido en alternativas éticas al cuero, y el defensa del Arsenal, Héctor Bellerin, participa en un proyecto de plantación de árboles. Algo fantástico si tenemos en cuenta la popularidad masiva del fútbol a nivel mundial y su capacidad para cambiar las cosas.

Imagen de portada | Forest Green Rovers Football Club/Facebook

Fuente | World Economic Forum

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.