Innovación

Por qué en Florida van a liberar 750 millones de mosquitos modificados genéticamente

Por qué en Florida van a liberar 750 millones de mosquitos modificados genéticamente

En el paraíso semitropical de los Cayos de la Florida van a liberarse 750 millones de mosquitos modificados genéticamente pese a la oposición de diversos grupos ambientalistas. El propósito es limitar las poblaciones de insectos a causa del cambio climático.

Un extravagante y controvertido plan para controlar la población de mosquitos en la zona de los Cayos de la Florida ha recibido la aprobación final de la Agencia de Protección Ambiental (EPA). La medida implica liberar cientos de millones de mosquitos alterados genéticamente en este archipiélago de alrededor de 1700 islas situado a lo largo del estrecho de Florida. Con ello se pretende limitar la cantidad de insectos, que aumentará a medida que el cambio climático aumente las temperaturas y el nivel del mar.

Los funcionarios locales quieren usar estos bichos alterados como alternativa a los insecticidas ante la proliferación de estas especies. La modificación genética, que es común en la exploración de científicos de todo el mundo, implica hacer que las larvas hembras, responsables de la puesta de huevos, mueran muy jóvenes antes de que puedan reproducirse. Los mosquitos machos propagan el gen y, en la práctica, conlleva a una reducción de la población a lo largo de varias generaciones.

No es la primera ocasión en la que se realiza un plan similar. Como indican desde Popular Mechanics, en 2019 una liberación controlada en Brasil se convirtió en noticia en todo el mundo cuando los mosquitos modificados genéticamente no solo vivieron hasta una edad adulta fructífera, sino que comenzaron a cruzarse y tal vez incluso fortalecer las poblaciones locales de mosquitos. Años antes un ensayo en el país sudamericano mató al 95 por ciento de los mosquitos.

Los científicos continúan investigando formas de autolimitar a los insectos mediante el uso de genes, como las polillas invasoras que destruyen los cultivos y son resistentes a la tecnología química existente. Con estos mosquitos, el riesgo de multiplica en torno a la transmisión de enfermedades como dengue, zika, chikungunya o la fiebre amarilla.

Islandia solo tiene un mosquito (y está dentro de una jarra de alcohol)

No obstante, cabe recordar de nuevo que el foco de las especies invasoras y su extensión a nuevos territorios está en el Antropoceno y en la mano humana, que con la deforestación, eliminación de biodiversidad y emisiones contaminantes genera desequilibrios en las poblaciones de animales, nuevos flujos migratorios y extinciones masivas.

El experimento de Oxitec ha pasado por todos los niveles de aprobación, desde la local hasta la EPA. Oxitec debe “notificar a los funcionarios estatales 72 horas antes de liberar los mosquitos y realizar pruebas continuas durante al menos 10 semanas para garantizar que ninguna de las hembras llegue a la edad adulta”, según informa CNN.

Según la BBC, en mayo la Agencia de Protección Ambiental del país concedió permiso a la empresa Oxitec para producir los mosquitos macho Aedes aegypti genéticamente modificados, conocidos como OX5034.

“La liberación de mosquitos genéticamente diseñados pondrá en riesgo y sin necesidad alguna a los floridanos, al medioambiente y a las especies en peligro de extinción en medio de una pandemia”, ha avisado en un comunicado el grupo Friends of the Earth. Por otra parte, más de 240.000 personas han firmado una petición en la plataforma Change.org criticando la iniciativa de Oxitec y denunciando el uso de regiones estadounidenses como territorio de prueba para dichos mosquitos mutantes.

Fuente | Popular Mechanics

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.