Seguro que en alguna ocasión has oído hablar o has visto imágenes del hotel de hielo de Suecia. Icehotel es el primer alojamiento turístico de hielo que abrió sus puertas en el mundo, y se encuentra ubicado en el pequeño pueblo de Jukkasjärvi.

La historia de este hotel es bien curiosa: en 1989, un grupo de artistas japoneses fueron al lugar y crearon una exposición de arte sobre hielo. Meses después, en la primavera de 1990, el artista francés Jannot Derid inauguró una exposición en un iglú en la misma zona. Como no había habitaciones en los hoteles cercanos, algunos de los visitantes pidieron quedarse en el iglú, y durmieron allí sobre pieles de reno.

Hotel de hielo

Tras esta experiencia inicial, cada año el Icehotel es esculpido por artistas de todo el mundo y acoge a sus huéspedes desde diciembre hasta abril. Destaca por ofrecer nuevas habitaciones cada temporada, así como sus espectaculares esculturas de hielo.

En esta ocasión, el hotel de hielo ha sido diseñado y esculpido por 33 artistas de 16 países diferentes, y han invertido dos semanas en darle forma a sus estancias y esculturas. Se compone de un total de 15 suites, una sala de ceremonias, un bar y una torre de 4 metros de altura.

Como no podía ser de otra forma, el establecimiento ofrece actividades acordes a su peculiar arquitectura. Los visitantes pueden acceder clases de escultura de hielo para crear sus propias obras, se puede practicar rafting en el río Torne, hacer rutas en moto de nieve, dar un paseo en un trineo tirado por perros o salir a observar la aurora boreal.

Eso sí, su precio no es apto para todos los bolsillos: pasar tres noches en régimen de alojamiento y desayuno cuesta unos 1.300 euros. Puedes encontrar más información en la página web oficial.