Empresa

United Airlines usará en algunos vuelos combustible sostenible derivado de la basura

avión

United Airlines se ha asociado con marcas como Nike y Siemens en una “Eco-Skies Alliance” para financiar el uso este año de aproximadamente 128.704.001 litros de combustible de aviación sostenible y bajo en carbono derivado de la basura.

El transporte aéreo representa del 2% al 3% de las emisiones de gases de efecto invernadero -según datos de la industria, ya que los ambientalistas argumentan que es más elevado- y son varias las marcas de aviación que están rediseñando la industria de cara al futuro. United Airlines ha anunciado su proyecto para emplear combustible sostenible elaborado a partir de la basura, el cual tiene una huella de carbono mucho más baja que el convencional. La cantidad triplica el carburante de este tipo que la compañía ha usado al año desde 2016.

Las aerolíneas han utilizado combustible sostenible desde 2008 como parte de los esfuerzos para reducir las emisiones, pero hasta el momento esta cantidad únicamente supone el 1% del combustible utilizado en todo el mundo.

United, con sede en Chicago, nombró a 11 de más de una docena de socios globales para el plan, pero no reveló el costo ni cuánto contribuiría cada uno. Incluyen empresas con acuerdos corporativos o de carga con United, como Nike, Siemens, Palantir y Takeda Pharmaceutical Co. de Japón. Este proyecto brinda a los clientes una forma de ayudar a reducir el impacto ambiental de volar más allá de la compra de compensaciones de carbono y también contribuye a crear un mercado más amplio para los combustibles de aviación sostenibles.

Boeing está convirtiendo piezas de sus aviones retirados en muebles de lujo

La industria de las aerolíneas se ha enfocado más ampliamente en la compra de compensaciones de carbono para reducir el impacto ambiental de volar, a la espera de la llegada de nueva tecnología para cumplir con el objetivo del sector de reducir a la mitad las emisiones netas para 2050 en comparación con 2005. Los críticos argumentan que las compensaciones no abordan directamente los objetivos climáticos y enmascaran el problema de las emisiones continuas de los aviones.

United ha prometido reducir las emisiones netas de manera más agresiva en un 100% para 2050 y además, ha anunciado su inversión reciente en tecnología de “captura de carbono”. Ha invertido en un productor de combustible de aviación sostenible llamado Fulcrum BioEnergy. “Si bien sabemos que los aviones nunca se descarbonizarán por completo, no vamos a utilizar compensaciones como la forma de llegar al 100% verde”, dijo Kirby.

Según datos de IATA, las emisiones de gases de efecto invernadero del ciclo de vida del combustible sostenible pueden ser al menos un 80% más bajas que el combustible normal y son la única opción a mediano plazo para frenar el crecimiento de las emisiones, ya que por el momento las compañías no pueden cambiar su flota completa a aviones eléctricos.

Si bien el uso de basura para combustible evita quitar tierras a la producción de alimentos, grupos ambientalistas como Transport & Environment dicen que dichos suministros son limitados y enfrentan la competencia de otros sectores.

Fuente | World Economic Forum

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.