Empresa

Un estudio medirá los daños ambientales de las consolas y videojuegos

Un estudio medirá los daños ambientales de las consolas y videojuegosUn estudio medirá los daños ambientales de las consolas y videojuegos

La tecnología ha crecido enormemente en la industria de los videojuegos, pero, ¿cuál es el impacto ambiental que producen nuestras consolas? Es algo que quiere descubrir con exactitud el investigador australiano Ben Abraham, doctorado en la Universidad Tecnológica de Sydney.

Su proyecto consistirá en evaluar los daños generados por la industria, así como buscar posibles soluciones y políticas compatibles con la preservación del medio ambiente. Gigantes como Sony, Microsoft y Ubisoft trabajarán juntas para conseguir un menor daño medio ambiental.

Todo progreso debe ir acompañado de mejoras ambientales, y es algo por lo que la industria de los videojuegos también debe pasar. Se produce un desconocimiento parcial de los niveles de emisiones de dióxido de carbono y otros gases contaminantes por parte de las grandes compañías

Es algo que Abraham quiere conocer antes de elaborar su proyecto. Por eso planea visitar diversos estudios de desarrollo de videojuegos para averiguar el impacto ambiental que se produce. En palabras del investigador australiano ”los desarrolladores deben tomarse el impacto ambiental como algo que también les daña a ellos mismos”.

Las emisiones de los productos, procesos de producción de las empresas, políticas de medio ambiente de cada desarrolladora, todo vale para recopilar la suficiente información en pos de un futuro mejor para el medio ambiente y para los videojuegos. ”Esta investigación se está llevando a cabo para conocer el uso de energía y las emisiones de carbono asociadas a la producción de juegos digitales tanto en lugares de trabajo individuales como en todo el sector en su conjunto. La investigación tiene como objetivo averiguar qué desarrolladores de juegos están haciendo por reducir su huella de carbono, con el fin de informar futuras investigaciones y decisiones políticas que apuntan a apoyar prácticas de desarrollo de juegos sostenibles”.

Los países del mundo que limitan el uso de videojuegos (o los censuran)

Algo tan nimio como apagar y desconectar los equipos, consolas y demás dispositivos durante la noche puede favorecer a una cantidad de emisiones mucho menor, y por tanto menos perjudicial para el medio ambiente. Es necesario controlar todos estos aspectos, para evitar que se superen los límites establecidos en niveles de CO2. Las reuniones que mantendrá Ben Abraham durante los próximos años ayudarán a regular las políticas contra este importante problema mundial.

En 2019 la Organización de las Naciones Unidas anunció el desarrollo de la iniciativa ”Playing for the Planet’‘, que contaba con el apoyo total de Sony, Microsoft, Ubisoft y Niantic. Las cuatro se unirían para conseguir mejoras y nuevas medidas dentro de la industria del videojuego, y controlar así el impacto ambiental y el daño que las emisiones hacen al planeta. Nintendo se encuentra dentro del Comité de Medio Ambiente en Japón, por lo que su contribución a la causa es también total.

Por su parte, las otras dos ‘first party’ de la industria trabajan juntas para superar este grave problema. Sony ha anunciado que su próxima PlayStation 5 será mucho más respetuosa con el medio ambiente y producirá muchas menos emisiones contaminantes.

Microsoft se encuentra fabricando una remesa de 825.000 unidades de Xbox One de carbono neutro, un material mucho más beneficioso y que ayuda a captar el dióxido que emiten estos dispositivos. Se trata de la primera consola de la historia en fabricarse con este material, dentro de un programa piloto de la propia compañía de Redmond.

Más de 21 compañías desarrolladoras y otros estudios de la industria del videojuego esperan conseguir grandes resultados a lo largo de esta década, reduciendo en 30 millones la cantidad de emisiones de CO2 para el año 2030. sumando la plantación de gran cantidad de árboles alrededor de las oficinas e instalaciones de cada compañía. El mundo del videojuego se ha unido frente a los actos nocivos de la contaminación, y el objetivo está claro: jugar más contaminando menos.

*Artículo original publicado en Hobbyconsolas.com

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.