Empresa

Noches de cine, clases de cocina o cuentos para dormir: así motiva Twitter a sus teletrabajadores

twitter

Twitter, al igual que muchas otras empresas tecnológicas, es conocida por su gran cultura corporativa y ventajas como la comida gratuita. Esta cultura atrae talento, pero es complicado mantenerla desde casa.

El 11 de marzo Twitter suspendió todos los viajes de negocios que no eran indispensables y sus eventos para minimizar la expansión del coronavirus.

Dos meses más tarde, el 12 de mayo, el CEO de la compañía, Jack Dorsey, anunció que los empleados podrían trabajar desde casa indefinidamente, incluso después de que finalizase el confinamiento.

El teletrabajo no es algo nuevo para la compañía, después de que Dorsey aprobase esta práctica en 2018. Pero el hacerlo de una manera permanente y continuada supone un cambio en la empresa, cuya cultura corporativa supone un imán para el talento, al igual que en otras tecnológicas. Es complicado replicar en casa el desayuno y la comida gratuitos con compañeros.

En una entrevista con Business Insider, el director general de Twitter en Reino Unido ha explicado cómo la compañía se centra en el bienestar del personal para mantener su cultura corporativa viva en remoto.

El desafío viral de Twitter que revela cuál es tu problema de la vista

“El cambio era necesario porque teníamos que trabajar desde casa… La forma en la que nos adaptamos fue al movernos rápidamente y aprender a medida que las cosas progresaban”, explica. “Nos preocupamos mucho por la salud mental de nuestros trabajadores”.

Twitter ha estado haciendo encuestas cada pocos meses para entender el bienestar de los empleados, su nivel de productividad y tener un feedback sobre las políticas puestas en marcha, así como dar apoyo. También han dado beneficios para trabajar desde casa, como el reembolso de los gastos de instalación de la oficina en la casa del empleado.

“Intentamos escuchar al personal… Porque los jefes no tenemos todas las respuestas”, dice Nasr.

Mantener a la gente enfocada en su cultura es clave en la estrategia de Twitter, añade. La empresa considera que lo que a los trabajadores más les gusta de Twitter son sus compañeros y la compañía se ha esforzado por formentarlo en casa.

Los empleados han estado conectados a través de las reuniones virtuales de equipo y canales de Slack, por trabajo y también por hobbies como el fútbol, así como eventos online de ejercicio, meditación y clases de ergonomía.

Nasr explica que la empresa ha organizado noches de cine, clases de preparación de café de Ecuador, de cocina y de francés.

Los más afectados han sido los padres de niños pequeños, sostiene Nasr. “Yo tengo mucha suerte, mis hijos tienen 12 y 10 años… Pueden entretenerse con cualquier cosa, mientras que si los niños tienes 5 o menos, no puedes dejarles al ordenador para aprender matemáticas. No es tan fácil”.

Las circunstancias tuvieron que acomodarse a los padres. Twitter recortó las reuniones internas a un máximo de 30 minutos y cualquier trabajador, en especial los que tienen hijos, pueden saltárselas si están estresados. La compañía también hizo que estas no fueran consecutivas, ya que los empleados trabajarían más.

Los jefes empezaron a aconsejar a sus subordinados que tomasen descansos y se introdujo un día de descanso pagado por mes junto con un permiso pagado normal “para permitir a la gente relajarse”, dice Nasr.

Twitter también puso en marcha sesiones de ayuda para padres, en las que el personal de recursos humanos escucha sus preocupaciones, así como sesiones con psicólogos y un “Campamento Twitter” virtual con actividades para padres e hijos y eventos grupales para contar cuentos a la hora de dormir.

“Tuve que hacerlo una vez y me parece muy surrealista porque estás leyendo una historia a la pantalla, no sabes si la están recibiendo”, cuenta Nasr. “Es algo para romper la monotonía, quitar a los padres un peso de encima y tratar de ayudar”.

“Estoy muy orgulloso de trabajar en una compañía que de verdad cree que el bienestar de los empleados es una prioridad. Y eso, probablemente, ha sido más evidente durante la pandemia”.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider