Empresa

Trucos para que un emprendedor tenga seguridad en sí mismo

Trucos proyectar seguridad uno mismo apoyo1

Trabaja tu “empaque”

Del mismo modo que nadie compra un producto cuya envoltura esté dañada o no sea atractiva, las personas nos guiamos mucho por lo visual por lo que es lógico que nuestra imagen personal sea un elemento clave para transmitir seguridad. Para el entorno de los negocios es importante la manera de vestirse, de expresarse y de actuar. Ocuparse de la apariencia física debe ser una herramienta para potenciar nuestras cualidades y “vendernos” ante los demás.

  • Vestido para triunfar. Ir bien vestido puede comunicar a los demás que eres una persona segura, poderosa y competente. Al elegir la ropa, lógicamente debes usar ropa limpia y bien combinada y evita los accesorios llamativos. Pero además también hay que tener en cuenta la ocasión, de modo que si se trata de una reunión empresarial (o una entrevista de trabajo) no estará de más investigar la imagen de la empresa en cuestión, cómo es el ambiente de su oficina y sus valores.
  • Mirar a los ojos. Cuando hables con alguien, debes mirarle siempre a los ojos. Como ya sabrás, se debe evitar mirar al suelo, hacia un lado o hacia algún punto perdido en el espacio, porque esto puede dar impresión de inseguridad y timidez, o incluso de falsedad. Ten en cuenta que, cuando crees en lo que estás diciendo mirarás a la otra persona a los ojos de una forma cómoda y natural. Tu mirada debe transmitir poder y seguridad en ti mismo.
  • El saludo. En el ámbito de los negocios, cuando llegas a un sitio es imprescindible saludar a todos los presentes, aunque no conozcas a algunos de ellos. Así que acércate, preséntate y ofréceles tu mano. Y ya sabes, el apretón debe ser breve pero firme (sin exagerar) para proyectar seguridad.
  • Tómate tu tiempo. A veces, ante una pregunta es común contestar de forma automática sin tomarse tiempo para pensar. Esto, que es igualmente aplicable en una entrevista de trabajo, puede implicar respuestas improvisadas que nos perjudiquen. Por ello, antes de responder tómate unos segundos para pensar en lo que realmente quieres decir y, si es necesario, aplaza tu decisión para más tarde de la forma más amable (pero firme) que te sea posible.

Te recomendamos

Sobre el autor

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.

Leave a Comment