Empresa

Se cumplen los peores pronósticos: empleo cierra los peores datos anuales desde 2012

Se cumplen los peores pronósticos: empleo cierra los peores datos anuales desde 2012

El empleo cierra 2020 con 527.000 parados más y 622.000 ocupados menos, los peores datos anuales desde 2012, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves.

Finalmente, los peores augurios para el mercado laboral no se han cumplido, al menos en lo que respecta a 2020. Desde el inicio de la pandemia, expertos, think tanks e instituciones han pronosticado un desplome histórico del empleo acompañado por un desborde de la tasa de paro debido al coronavirus que no ha llegado a cumplirse o que se ha evitado gracias a la recuperación del mercado laboral durante la segunda mitad del año.

Así, el empleo en España cierra 2020 con un aumento del paro de 527.900 personas, un 16,5% más que en 2019, situando la tasa de paro en el 16,13%, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el INE este jueves. Esa tasa supera en 2,3 puntos a la del año anterior, pero está lejos del 25% que pronosticó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en julio.

Además, el total de desempleados se sitúa en 3,72 millones de personas, por debajo de la cota de 5 millones que el Fondo Monetario Internacional (FMI) o Fedea predijeron que alcanzaría a finales del año pasado. Mientras, las cifras de ocupación del cierre del pasado año reflejan 622.600 trabajadores en activo menos, un 3,1% menos que en 2019, situando el total de cotizantes en 19,33 millones de personas.

Se ha recuperado un 55% del empleo perdido en el primer semestre

No obstante, los datos de desempleo y de población activa de 2020 representan las peores cifras de la EPA en los últimos 8 años, desde la recuperación de la crisis de deuda europea, y suponen un final abrupto a 7 años consecutivos de reducción del paro y a una racha de 6 años de alzas en el número de trabajadores en activo. Y todo ello, sin incluir a los 700.000 trabajadores que continúan en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

Las cifras del cierre de 2020 en el mercado laboral español ponen de manifiesto la recuperación del empleo desde el verano, como destaca el Ministerio de Economía, que ha asegurado en un comunicado que “la creación de 737.100 empleos en la segunda mitad del año permitió recuperar el 55% del empleo perdido durante la primera parte de 2020”, que permitió acabar el año con el mismo número de ocupados que en el segundo trimestre de 2018.

Los autónomos que teletrabajen debido a la pandemia no podrán deducirse gastos

Además, Economía ha destacado que la caída del paro en el segundo semestre ha permitido acabar el año con el paro en el 16,1%, aunque cifra la tasa de paro media anual en 2020 en el 15,5%, lo que ha señalado que supone mejorar “las previsiones del Gobierno y del resto de analistas económicos”, con 1,6 puntos menos del paro previsto en el cuadro macroeconómico de los presupuestos de 2021 y 1,4 puntos por encima del promedio de 2019.

En lo que respecta a las cifras del cuarto trimestre de 2020, el paro se ha reducido en 3.100 personas, que supone un descenso desestacionalizado respecto al trimestre anterior del 1,56%, mientras que entre octubre y diciembre se ha registrado un aumento de la ocupación en 167.400 personas, de las que 125.400 corresponden al sector privado y 42.000 representan empleo público y que implica un aumento trimestral del 1,29%.

Por otra parte, la EPA desvela que, de los 622.600 empleos destruidos a lo largo de 2020, 338.800 correspondían a hombres y 283.800 a mujeres, aunque es precisamente el paro femenino el que más ha aumentado el año pasado, con 305.600 mujeres entrando en desempleo frente a 222.300 hombres. Mientras, segmentando por edad, el paro crece en todas las generaciones, pero especialmente entre los 25 y 54 años, con 387.100 nuevos parados.

El paro juvenil y la inactividad forzosa siguen al alza

En cuanto al paro juvenil, ha registrado en 2020 un repunte del 23,7%, 109.600 personas más que en 2019, lo que lleva el total de trabajadores menores de 25 años sin empleo a 572.400 al cierre del año. De este modo, la tasa de paro joven alcanza el 40,1%, 3 décimas menos que en el tercer trimestre y casi 10 puntos más que en el último trimestre de 2019, hasta situarse en la cota más alta desde 2016.

INE

Mientras, se ha reducido en el cuarto trimestre el volumen de ocupados que no han trabajado en este periodo, como muestra la gráfica, situándose en 1,89 millones, lo que supone casi la mitad que en el tercer trimestre. El INE explica esta caída por la disminución de los ocupados en vacaciones, mientras que los trabajadores en ERTE o paro parcial por motivos técnicos o económicos se han reducido en 16.800 afectados.

Por último, en 2020 se registraron 183.900 hogares más con todos sus miembros en situación de desempleo que en 2019, un avance del 18,1% que sitúa el total en 1,19 millones de hogares, su cota más alta en 3 años. Además, los rebrotes del coronavirus han provocado que en el cuarto trimestre, pero al descenso del desempleo, los hogares con todos sus componentes en paro aumentaron en 24.300, un 2% más que el trimestre anterior.

Por contra, los hogares con todos sus miembros ocupados se redujeron en 397.300 durante el año pasado, hasta representar un total de 10,4 millones de hogares. En este caso, el último trimestre del año pasado sí fue propicio, con un aumento de 70.500 hogares que registran pleno empleo al cierre de 2020.

*Artículo original publicado por Adrián Francisco Varela en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider