Ryanair ha advertido este lunes de que va a perder 200 millones de euros en su primer trimestre fiscal a consecuencia de la caída de viajeros por la pandemia del coronavirus.

La mayor aerolínea de Europa espera que este año viajen la mitad de los pasajeros que tenía estimados, unos 80 millones frente a la previsión original de 154 millones. La semana pasada estimaba que serían 100 millones.

Además de estas previsiones, Ryanair ha publicado sus resultados del ejercicio pasado, que ha terminado en marzo, en el que ha registrado un beneficio después de impuestos de 1.000 millones de euros, dentro de sus objetivos, y unos ingresos un 10% superiores (7.800 millones de euros).

Estas son las principales cifras que ha publicado Ryanair sobre su último ejercicio fiscal, terminado el 31 de marzo:

  • Beneficio después de impuestos: 1.000 millones de euros (un 13% superior al año anterior).
  • Ingresos: 7.800 millones de euros (un 10% superiores).

Ryanair no ha publicado previsiones para el año actual a causa de la pandemia del coronavirus y a que no sabe qué pasará una vez se vuelva a volar, aunque sí ha dicho que espera unas menores pérdidas en su segundo trimestre que en el primero.

En cuanto a su situación de caja, por ahora la aerolínea cuenta con un balance de efectivo de 4.100 millones de euros. Su gasto semanal de efectivo ha bajado de alrededor de 200 millones de euros en marzo a poco más de 60 millones en mayo, ha publicado Reuters.

Vuelta a los 70: expertos auguran turismo familiar, en coche y de proximidad

Ryanair anunció la semana pasada que va a retomar en julio el 40% de sus vuelos, en los cuales impondrá la toma de temperatura de pasajeros y tripulantes, el uso obligatorio de mascarillas y habrá que pedir permiso para ir al baño.

Por otro lado, tiene previsto suprimir 3.000 puestos de piloto y personal de cabina, casi un 15% de su plantilla, por la pandemia del coronavirus.