Empresa

Medicalizados, oficinas, geriátricos o residencias: los hoteles se reinventan

hotel

La llegada de turistas internacionales cayó en agosto un 75,9%, y el gasto se desplomó hasta los 2.457 millones. La gravedad de estas cifras lleva al sector hotelero a repensar su modelo de negocio y exploran oportunidades para reconvertir sus espacios.

España recibió en agosto la visita de 2,4 millones de turistas internacionales, un 75,9% menos que en el mismo mes de 2019, como consecuencia de la pandemia del coronavirus y de los rebrotes en verano, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Asimismo, el gasto realizado por los mismos alcanzó en agosto los 2.457 millones de euros, cifra un 79% inferior a la del mismo mes de 2019.

La temporada de otoño-invierno parece seguir el mismo camino y el sector está al borde del abismo: el turismo español podría perder hasta 30.000 millones de euros entre septiembre y diciembre, lo que se sumaría a los 40.000 millones que el sector dejó de ingresar hasta julio.

Además, el 33% de los hoteles permanecen cerrados al acabar la temporada alta de verano y el 40% de los trabajadores en ERTE al cierre de agosto correspondían al sector turístico.

Ante esas cifras desoladoras, el sector busca maneras de sobrevivir. Y la reconversión de hoteles se plantea como una manera de salir a flote.

Los hoteleros ya no pueden depender del turismo

Jorge Marichal, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), sostiene que la convivencia con la enfermedad y la crisis que esta nos está dejando abrirá oportunidades y cambios en los modelos de negocio.

“Los hoteles especializados ya eran una realidad, aunque no fuese en el teletrabajo, pero sí en otras opciones. Ahora es una oportunidad para que los establecimientos que tengan las características para que la gente trabaje de manera cómoda y ordenada, puedan hacerlo“, declara a Business Insider España.

Marichal destaca la importancia de la conciliación familiar y señala que no todo el mundo cuenta con las condiciones para trabajar desde casa, por lo que iniciativas así son “importantes”.

“La mayoría de los hoteles tienen capacidad e infraestructuras para dar soporte a este modelo de negocio. Día tras día se incorporan más hoteles a este nicho de mercado que en los próximos meses irá in crescendo“, subraya Marichal.

Fernando Gallardo, presidente de la comisión de turismo de MADFintech y analista de tendencias y nuevos conceptos en turismo, también apunta al teletrabajo como la gran esperanza de la reconversión de las instalaciones hoteleras en desuso.

“Algunos expertos estiman que en 2030 la cifra de trabajadores fuera de las oficinas superará los 1.000 millones en todo el mundo. Las necesidades del teletrabajo van a obligar a un buen número de hoteles tradicionales a reconvertir sus habitaciones vacacionales en espacios de teletrabajo, así como sus instalaciones comunales en oficinas móviles con conexiones de banda ancha y servicios ofimáticos y de alimentación adaptados a esta nueva clientela”, señala Gallardo a este medio.

El concepto de los hoteles híbridos

“Muchas empresas tenderán a modificar su estrategia inmobiliaria con respecto a su fuerza laboral. Es aquí donde el sector hotelero puede aportar una solución de forma muy eficiente optimizando las áreas de bajo rendimiento dentro del establecimiento, utilizando el espacio de dos formas distintas a la vez e incrementando así los ingresos”, apuntan desde Colliers International, líder global en servicios inmobiliarios. Tras analizar las tendencias del sector turístico en Europa, señalan que el uso de hoteles como espacios de oficina podría incrementar hasta en un 20% los ingresos de los operadores hoteleros especializados en ese nicho de producto.

Colliers señala que los hoteles que quieran seguir este concepto deberán reunir las siguientes características:

  • Excelente infraestructura y equipamiento tecnológico.
  • Flexibilidad en la configuración del mobiliario y los espacios de la habitación de hotel, para transformarla rápidamente en oficina o viceversa.
  • Instalaciones adecuadas para el trabajo compartido: salas de reuniones, espacios flexibles en zonas comunes, zonas habilitadas para el coworking.
  • Buenas instalaciones de Food & Beverage, también adecuadas para eventos a pequeña escala.
  • Capacidad de ofrecer servicios de personalización de espacios.

Desde Colliers apuntan a que este concepto de hotel ofrece a las empresas una opción adicional de espacio de trabajo flexible para sus empleados sin obligaciones de alquiler a largo plazo o grandes inversiones en espacios de oficina.

Un ejemplo de hotel que ya lo ha puesto en marcha es el ‘Aloft Madrid Gran Vía‘, bajo gestión del grupo Marriott. El hotel ha lanzado el servicio ‘RE:Working’ con la idea de “dar un respiro a todos aquellos madrileños que han incluido el teletrabajo en su día a día”. Esos puestos de trabajo se reservan llamando al hotel y por 12 euros al día se dispone del espacio de 9 a 18 horas, el desayuno, la impresión de 20 copias, café e infusiones ilimitados y acceso a conexión wifi.

Hotel Treats, una startup de Mallorca que ayuda a hoteles a generar negocio más allá del alojamiento propiamente dicho, también ha optado por el coworking, que ya se está empezando a ofertar en hoteles como el Saratoga de Mallorca o el Kimpton Vividora de Barcelona.

No todo serán oficinas: hoteles medicalizados, geriátricos o residencias de estudiantes para dar salida a las habitaciones vacías

Muchos hoteleros damnificados se pusieron enseguida a disposición de las autoridades sanitarias y de la sociedad entera con la medicalización de sus edificios.

“Es probable que algunos de estos ejemplos persistan después de la pandemia con la renovación necesaria de nuestro sistema sanitario”, señala Gallardo, que destaca que una de las ventajas del 5G será la atención médica personalizada a distancia.

Uno de esos hoteles medicalizados al inicio de la pandemia fue el que la cadena Palladium tiene en Colón, en Madrid. Su presidente Abel Matutes dice que en ese momento no se planteó como fuente de ingresos por lo que eso no les va a “salvar” de la crisis que viven.

En cuanto a la reconversión de hoteles, Matutes cree que un sector que tiene bastante futuro es el relacionado con la geriatría. “No sería como se entendía antes, sino más bien apartamentos o pisos con asistencia en donde haya zonas sociales”, señala, aunque admite que no es algo que su empresa esté estudiando de forma activa.

En ese sentido, Gallardo también menciona la importancia de este sector en la nueva realidad, especialmente tras la vulnerabilidad que han experimentado las residencias para mayores en los últimos meses. “La pospandemia exigirá su completa transformación en núcleos de viviendas unipersonales o familiares gestionados en torno a un centro de atención médica conectado, a su vez, al sistema sanitario digital. Esta fórmula se inspiraría en lo que hoy se conocen como resorts que podrían reconvertirse en las nuevas residencias para la tercera edad”, apunta.

Otro modelo de negocio que sugiere Gallardo es el de los colegios mayores para estudiantes, que además de las habitaciones se beneficiarían de las zonas comunes de los hoteles y de servicios adaptados a sus necesidades lectivas. “Podrían funcionar como los llamados ‘dorms’ del off campus hoy existentes alrededores de las universidades norteamericanas”, explica.

¿Suficiente como para salvar el sector?

El presidente de CEHAT cree que, pese a que pueda ser una buena oportunidad para obtener ingresos, esto no quita que tengamos que seguir viviendo y viajando. “Esto es solo un aporte, pero no va a solventar el problema que tenemos en la hotelería de ciudad. Tenemos que seguir apoyando a este sector”, afirma.

Por su parte, Gallardo opina que la pandemia no va a cambiar nada la actividad turística que hoy conocemos, pero sí va a acelerar procesos que ya estaban en marcha y va a hacer realidad las predicciones de digitalización completa que se esperaban para esta década.

*Artículo original publicado por Andrea Gómez Bobillo en Business Insider 

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider