Empresa

Pros y contras de contratar una cuenta bancaria remunerada

Pros y contras de contratar una cuenta bancaria remunerada

La cuenta remunerada es uno de los productos bancarios que más atención genera para los inversores. A continuación, puedes ver en qué consiste y cómo funciona desde el punto de vista del ahorro.

El ahorro se ha convertido cada vez más en una necesidad para tener unas finanzas personales controladas y que se ajusten al presupuesto.

Una de las alternativas “clásicas” de ahorrar para muchos españoles ha sido en las últimas décadas la apertura de una cuenta remunerada. Sin embargo, muchos usuarios no saben en qué consisten y cuáles pueden ser sus principales ventajas y desventajas.

¿En qué consiste?

En esencia, una cuenta remunerada es uno de los métodos para tratar de sacar rendimiento a tus ahorros teniendo total disponibilidad de tu dinero. Se trata de un producto bancario que ofrece un tipo de interés por el capital que se ha depositado en él; y puede ser desde una cuenta corriente, hasta una cuenta destinada al ahorro.

Por qué ahorrarás un 15% más pagando con dinero fisico que con tarjeta de credito

El concepto de remuneración, habitualmente, se utiliza como sinónimo de cuenta de ahorro, aunque no es lo mismo como tal. Así, la principal característica de la cuenta remunerada es la garantía de obtener rentabilidad y mantener la disponibilidad del ahorro. Es un producto que, como principal característica, está configurado para tener una alta seguridad en épocas de crisis.

En un momento en el que los tipos de interés bajos, la suma de depósito y cuenta remunerada puede ser beneficiosa para el ahorrador.

Realmente, una cuenta remunerada es un producto híbrido entre una cuenta corriente y una cuenta de ahorros. Va a camino entre estos dos productos, pues da la posibilidad al cliente de hacer las operaciones habituales de una cuenta corriente, como domiciliar recibos, la nómina o hacer transferencias, pero también ofrece un rendimiento por mantener el dinero en la cuenta.

En este sentido, puede tener o no limitaciones operativas. Depende del producto que se haya contratado. También de las ofertas que en cada momento tengan en ese momento los bancos. Al final, se trata de depósitos de valor en el cliente puede tener acceso a su liquidez en todo momento sin tener ninguna penalización. Simplemente, se genera una remuneración automática basándonos en el capital que se ha depositado.

Cómo se fija la remuneración de la cuenta

La remuneración puede establecerse basándose en diferentes factores. Puede haber dos requisitos esenciales:

  • Puede fijarse una franquicia. Es decir, una parte del saldo o dinero depositado en la cuenta no se remuneraría. Habría un tope.
  • Hay la posibilidad de que se exija un mínimo de saldo. Dicho de otro modo, el capital que el ahorrador ha de mantener en la cuenta para que se produzca la remuneración.

De esta manera, la liquidación del tipo de interés acreedor puede ser a tipo fijo o variable, como sucede con las hipotecas. Pero también; mediante tramos de saldo, en cuyo caso se aplica un tipo de interés a cada tramo de saldo de manera independiente.

No obstante, el tipo de interés también puede ser progresivo. Esto quiere decir que puede ser mayor en función de tramos de saldo de la cuenta.
O, también, la remuneración puede estar limitada en el tiempo, por ejemplo, con ofertas de remuneración hasta determinado importe durante el primer año desde que se ha hecho la contratación de este producto.

Ventajas e inconvenientes de las cuentas remuneradas

Asimismo, cabe analizar cuáles son los principales puntos a favor y en contra que tienen estos productos bancarios. En cuanto al capítulo de ventajas hay 2:

  • Liquidez garantizada en todo momento: se diferencia de los depósitos a plazo fijo de que se puede acceder al capital siempre que se necesite. Únicamente se necesita solicitar el reembolso.
  • Ofrece una buena protección: Las cuentas remuneradas no replican ningún mercado ni índice. Por eso, el dinero y los intereses están garantizados siempre. De igual modo, cuentan con la garantía del Fondo de Garantía de Depósitos.

En la parte de las desventajas, hay 3 puntos a tener en cuenta:

  • Muchas exigen la vinculación de productos: Igual que sucede con los préstamos hipotecarios, la mayoría de las cuentas remuneradas del mercado exigen la contratación de una serie de productos vinculados para poder beneficiarse de su rentabilidad.
  • Los saldos máximos pueden marcar la diferencia: Especialmente, cuando la TAE ofrecida es desproporcionada, la cuenta remunerada suele tener un saldo máximo a partir del cual no hay remuneración.
  • Las comisiones pueden ser altas: Hay que leer siempre la letra pequeña, puesto que muchas tienen unos intereses muy elevados y difícilmente justificables.

*Artículo original publicado por Héctor Chamizo en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider