Las manifestaciones por las protestas de las pensiones han sacado a las calles a miles de jubilados en los últimos meses. El debate sobre cómo conseguir que el sistema de pensiones en España sea sostenible ha saltado fuera del Pacto de Toledo.

En España, hay más de 9,5 millones de pensionistas. Una cifra nada desdeñable en unas elecciones donde el voto estará muy reñido.

Los partidos señalan en sus programas su compromiso con el Pacto de Toledo y la búsqueda de la fórmula para la sostenibilidad del sistema. Algo que puede parecer la cuadratura del círculo en un momento en que las Hucha de las Pensiones roza el vacío y en los dos últimos Presupuestos Generales del Estado, tanto en el último año de la legislatura de Mariano Rajoy como en la de Pedro Sánchez, se han aprobado subidas de algunas pensiones superiores al factor de sostenibilidad.

Financiar pensiones sociales con impuestos a los superricos

El Gobierno del PP aprobó en 2013 una reforma de las pensiones. En aquel momento, cuando el Ejecutivo tenía mayoría absoluta, aprobó esta reforma donde se establecieron dos puntos clave: el índice de revalorización y el factor de sostenibilidad de las pensiones. Si antes de este cambio normativo estas estaban ligadas al IPC (índice de precios al consumo) a partir de ese momento, se estableció que fuera el índice de revalorización el que marcara la subida anual.

Está fórmula dependía de la evolución del déficit de la Seguridad Social: establecía un mínimo del 0,25% y un máximo que se obtenía sumando un 0,5% al IPC. La dramática situación de las cuentas de la Seguridad Social, cuyo déficit ha crecido a la par que se destruían empleos, ha hecho que en los últimos años la revalorización haya sido mínima. 

En una sociedad cada vez más envejecida  y con un mercado laboral precario, los partidos incluyen sus propuestas sobre pensiones en los programas electorales de cara al 28 de abril.

PSOE: Las pensiones se actualizarán anualmente con el IPC real

Propuestas pensiones

El PSOE en su programa promete eliminar el actual índice de revalorización de las pensiones. “Las pensiones se actualizarán anualmente con el IPC real,
aumentando en mayor medida las pensiones mínimas y no contributivas, y reformaremos la actual regulación del factor de sostenibilidad 
promoviendo un diseño compartido con los interlocutores sociales”, apuntan.

En el mismo programa de “110 compromisos” con España, el texto propone establecer una senda de 5 años para superar y eliminar el déficit del sistema de la Seguridad Social con la adopción de una conjunto de medidas que garanticen la sostenibilidad financiera de largo plazo del sistema.

En el apartado 64, señala que “redefiniran las fuentes de financiación, de manera que las cotizaciones sociales soporten primordialmente gastos de
naturaleza contributiva”
. En el siguiente punto, señalan que incrementarán “progresivamente la aportación del Estado para hacer frente al aumento del gasto ligado a la jubilación de la generación del baby-boom”.

PP: Las pensiones se actualizarán teniendo en cuenta tanto el IPC como otros indicadores

PP

Respecto a la subida de las pensiones, el programa del PP es un tanto ambiguo. “Las pensiones deben mantener su poder adquisitivo. La revalorización tendrá en cuenta tanto el IPC como otros indicadores que garanticen el cumplimiento simultáneo de los principios de mantenimiento del poder adquisitivo y sostenibilidad”, apuntan en el texto sin definir cuáles serán el resto de indicadores que se tendrán en cuenta.

Además, en el programa apuntan que quieren mejorar la“transparencia del sistema de pensiones con el fin de que los cotizantes sepan en todo momento el importe de la pensión con la que contarán a la fecha de su jubilación para poder tomar decisiones de ahorro y planificar”.

Otra de las propuestas que contemplan es que seguirán “aproximando el período de cálculo a toda la vida laboral de forma progresiva” algo que señalan hacen para “evitar que los años de la crisis afecten a la cuantía de las pensiones en el momento de la jubilación”.

En el apartado de pensiones del programa electoral también incluyen una mención a cómo afecta la maternidad en las pensiones. “Reduciremos la brecha por la maternidad en pensiones ampliando el Complemento de Maternidad a todas las madres e incrementándolo a aquellas que ya lo disfrutaban, reconociendo así la aportación demográfica de las trabajadoras a la sociedad y ampliando el complemento en la pensión de jubilación a las mujeres trabajadoras con un hijo situándolo en un 2%”.