Empresa

Problemas de tener varios pagadores en la declaración de la renta

Calcula con este simulador si la Renta 2019 te saldrá a pagar o a devolver

Si tienes varios pagadores en la declaración de la renta conviene que prestes atención al completar el borrador. Aunque tus ingresos no sean demasiado elevados esta circunstancia podría presentar algunos problemas.

La declaración de la renta puede ser un trámite sencillo de resolver cuando se dispone de un solo pagador, entre otras cuestiones porque  no es obligatorio presentarla si no se superan los 22.000 euros al año.

Sin embargo, al contar con 2 o más pagadores surgen algunos problemas: el umbral de ingresos mínimos que obliga a presentar la declaración de la renta se reduce hasta los 14.000 euros al año, siempre y cuando el segundo pagador y los sucesivos aporten más de 1.500 euros cada uno.

Este es el primer escollo de disponer de más de un pagador, ya que en estos casos tendrás que presentar la declaración de la renta obligatoriamentebajo amenaza de multa si no se hace o se entrega con retraso.

Además, que seas mileurista o tengas un sueldo poco elevado no es excusa para no estar obligado a revisar el borrador y completar la declaración de la rentaya que es la existencia de diferentes pagadores lo que se tiene en cuenta en este caso.

Esto es algo muy habitual en los autónomos, que tienen el deber de presentar la declaración de la renta de forma general, siendo la única excepción que obtengan menos de 1.000 euros anuales por rendimientos del trabajo.

10 consejos de los técnicos de Hacienda para la declaración de la renta 2021

El mero hecho de tener que realizar esta gestión ya es un estorbo para muchos, que preferirían desentenderse de la misma, a pesar de que puedan acceder a deducciones y ayudas fiscales.

Pero no es el único problema de tener varios pagadores en la declaración de la renta. En realidad el obstáculo más importante es que la declaración puede salir a pagar si no se es lo suficientemente minucioso con el cálculo de las retenciones.

Esto no significa que por tener más de un pagador la renta vaya a salir a pagar siempre, pero es cierto que este resultado se da con mayor facilidad en este tipo de contribuyentes, ya que la retención no está bien calculada y toca pagar para compensar a Hacienda.

Esta situación sucede porque al aplicar la retención las empresas no suelen tener en cuenta tus otras fuentes de ingresos, es decir, calculan el IRPF creyendo que son tus únicos pagadores.

Debido a ello, cuando cambias de trabajo o aumentan tu sueldo también es importante revisar las retenciones de IRPF, notificándoselo a la empresa para que lo ajusten a la nómina. De este modo evitarás sorpresas desagradables en el resultado de la declaración.

En estas ocasiones puede ser recomendable contratar a un asesor fiscal para que te gestione la declaración de la renta. Y recuerda que si el resultado sale a pagar puedes fraccionar el abono, aportando el 60% de la cantidad total en el momento en el que se presenta el borrador y el 40% restante en el mes de noviembre.

*Artículo original publicado por Enrique Fernández en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider