Empresa

Estos son los impuestos cuyo pago se puede aplazar por la crisis del COVID-19

Estos los impuestos que se pueden aplazar por la crisis del COVID-19

Pese al estado de alarma o a la interrupción de sus actividades, los autónomos y empresas deben presentar los impuestos trimestrales habituales, tal y como recuerda la asesoría digital Quipu en su blog. Sin embargo, puede pedirse la moratoria para algunos pagos.

Hacienda no perdona los plazos para rendir cuentas y presentar los impuestos: la propia Agencia Tributaria publicaba un comunicado en su página web para aclarar que “la suspensión de los términos y la interrupción de los plazos administrativos que se establecen en el real decreto que declara el estado de alarma, no será de aplicación a los plazos tributarios, sujetos a normativa especial, ni afectará, en particular, a los plazos para la presentación de declaraciones y autoliquidaciones tributarias”. La única excepción la hallamos en Canarias, donde el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) puede presentarse hasta el 1 de junio.

Hacienda paraliza las inspecciones a pymes y autónomos por el coronavirus

Por tanto, el fisco no perdona y es preciso presentar a lo largo del trimestre los siguientes impuestos tributarios según corresponda en cada caso: 111, 115, 123, 303, 309, 130, 131, 349.

Desde el blog especializado de la asesoría Quipu recuerdan que entre el 1 de abril y el 20 de abril es preciso cubrir y presentar los modelos tributarios sobre el primer trimestre para las retenciones con los modelos 111 y 115, la auto-liquidación del IVA con el modelo 303 -o 309 para operaciones no periódicas no incluidas en dicho modelo-, el modelo 349 de operaciones intracomunitarias y los pagos fraccionados de la renta con los modelos 130 o 131. Las pymes también deberán entregar el pago fraccionado del modelo 202, correspondiente al impuesto de sociedades.

¿Puedo aplazar el pago de algunos impuestos?

Aunque debes presentar los modelos tributarios, el pago de algunos de estos impuestos puede posponerse tras la aprobación del Real Decreto-ley 7/2020, que incluye en su paquete de medidas económicas una moratoria fiscal o aplazamiento del pago de declaraciones, impuestos o autoliquidaciones.

¿Qué requisitos son precisos para acogerse a la moratoria? Podrán hacerlo los autónomos, empresas o entidades con un volumen de operaciones anuales inferior a 6.010.121,04 euros.  El límite del importe a aplazar sin aportar garantías es de 30.000€ euros y el aplazamiento máximo es de seis meses, con los tres primeros de carencia -o lo que es lo miso, sin límite de 30.000 euros-. Pasados estos tres meses, si el retraso en el pago solo es de hasta tres meses, no es precvido abonar intereses intereses.

Si el pago es de tres a seis meses, están bonificados los intereses y a los seis meses, se pagaría la mitad de los que corresponderían normalmente. Las deudas deben corresponder a un plazo de declaración e ingreso comprendido entre la fecha de publicación del Real Decreto-ley 7/2020, el 13 de marzo de 2020, y el 30 de mayo de 2020, ambos incluidos.

Impuestos que pueden aplazarse

  • Retenciones e ingresos a cuenta: modelos 111, 115 y 123.
  • Pagos fraccionados del IRPF: modelo 130 y 131.
  • Pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades: modelo 202.
  • Declaración trimestral de IVA: modelo 303. El IVA en circunstancias normales puede aplazarse con intereses.

Para acceder a la moratoria hay que cubrir los impuestos y presentar los modelos tributarios de forma telemática mediante la web de la AEAT. Al presentar la declaración hay que pinchar, según quieras aplazar la totalidad del impuesto o una parte del mismo, los apartados  “Reconocimiento de deuda con solicitud de aplazamiento” o “Ingreso parcial y reconocimiento de deuda con solicitud de aplazamiento”.

Por el momento, la campaña de la renta 2019-2020 sigue manteniendo los plazos del 1 de abril al 30 de junio, por lo que a partir de mañana podrá realizarse el trámite y subir el borrador de forma teletemática.

Fuente | Quipu

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.