Empresa

Por qué Disney, Nestle y Fornite han retirado su publicidad de YouTube

Por qué Disney, Nestle y Fornite han retirado su publicidad de YouTube

Según Bloomberg diversas grandes marcas de la categoría de Disney, Nestle o Fornite habrían retirado su publicidad de Youtube tras la polémica desatada en los últimos días relacionada con una comunidad online de pedófilos.

Walt Disney Co. y Nestle habrían retirado sus anuncios de YouTube tras el escándalo destapado por un usuario al demostrar que existe una comunidad internacional de pedófilos utiliza el algoritmo de YouTube para encontrar y compartir vídeos de menores de edad en situaciones comprometidas. La mayoría de estos vídeos son monetizados por la matriz de Google, por lo que antes de poder visualizarlos se reproducen anuncios de grandes multinacionales, como Disney y Nestle.

Como consecuencia inmediata de ello, desde este miércoles Nestle habría retirado su publicidad de YouTube en relación a todas las marcas que comercializa en Estados Unidos, de acuerdo a lo confirmado por un portavoz a través de un correo electrónico, según informa Bloomberg.

YouTube no ataja el serio problema con la comunidad de pedófilos que usa su algoritmo

El gigante alemán de la alimentación Dr. Oetker también habría pausado su publicidad en la plataforma, al igual que el fabricante de videojuegos Epic Games Inc. según ha confirmado un portavoz de la empresa a The Verge. La compañía habría suspendido todos sus anuncios pre-roll —los que se muestran antes de visualizar un vídeo— de Fornite en YouTube debido a que su publicidad estaba apareciendo en vídeos de menores de edad en situaciones comprometidas que estaban siendo compartidos por pedófilos de todo el mundo.

Y de acuerdo a las informaciones facilitadas por Bloomberg, Disney podría haberse unido también a las compañías que han decidido retirar su publicidad en YouTube tras este escándalo. Según el medio, la información habría sido facilitada por empleados de la compañía, aunque por el momento la empresa no ha querido hacer pública esta decisión.

El pasado domingo el youtuber MattsWhatItIs ponía de manifiesto una vez más el problema que sufre YouTube con la comunidad de pedófilos al demostrar como en tan solo 5 clics este tipo de personas lograba acceder a vídeos de menores de edad en situaciones comprometidas, entrando en una espiral infinita puesto que el algoritmo de la plataforma recomienda al usuario seguir consumiendo vídeos similares.

El usuario que ha denunciado esta situación ha explicado también que los pedófilos de todo el mundo se dedican a identificar en los comentarios los momentos exactos de cada vídeo en los que los menores quedan en situaciones comprometidas, a menudo utilizando vídeos de niñas en bikini o bañador.

YouTube devolverá el dinero a los anunciantes

Según informa Bloomberg la inversión publicitaria para este tipo de vídeos era inferior a 8.000 dólares en los últimos 60 días, y la plataforma planea devolver ese dinero a los anunciantes según ha explicado una portavoz.

Tras la publicación del vídeo de Matt, que ya cuenta con más de 1,7 millones de reproducciones, la plataforma de vídeo de Google ha vuelto a hacer hincapié en sus esfuerzos por luchar contra este tipo de situaciones.

Cómo ser youtuber y no morir en el intento

“YouTube tiene una política de tolerancia cero en temas de abuso sexual a menores. Hemos invertido significativamente en tecnología, en recursos humanos y en entablar relaciones con ONGs para combatir este problema. Si identificamos links, imágenes o material que promueve este tipo de contenido lo reportamos a las autoridades competentes, lo eliminamos de nuestra plataforma y terminamos la cuenta”, señalaba un portavoz de YouTube a Business Insider España, en relación al escándalo de esta semana.

En línea con esto, la compañía ha anunciado además en su blog la intención de reforzar sus políticas de protección de contenido para “ayudar a los creadores y artistas a comprender cuándo cruzaron la línea” al cargar contenido que socava el objetivo de hacer de la YouTube “el mejor lugar para escuchar, compartir y crear una comunidad”.

A pesar de que la compañía se sirve de la inteligencia artificial y del capital humano para la eliminación de contenido malicioso, estos escándalos se siguen sucediendo una y otra vez. Ya en 2017 ciertas compañías relevantes retiraban su publicidad en YouTube tras comprobarse que sus anuncios estaban apareciendo en vídeos de contenido violento e ideologías extremistas.

*Artículo original publicado en Business Insider

Sobre el autor

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.