Empresa

Por qué 2021 será el momento óptimo para invertir en plata

Por qué 2021 será el momento óptimo para invertir en plata

Más allá del oro, la plata podría tener un buen recorrido alcista en los mercados en 2021. Según apunta Ned Naylor-Leyland, gestor de fondos y responsable de oro y plata en Jupiter AM, esto se debe al nuevo pacto ecologista en Estados Unidos

En los últimos tiempos se ha resaltado el potencial del oro.

La calidad del metal dorado ha brindado a los inversores protección a largo plazo y ha ejercido como depósito de valor. En especial, el oro físico.

Sin embargo, existen otros metales que pueden ofrecer posibilidades de revalorización en el próximo año, debido al escenario que se ha construido tras la pandemia del COVID-19.

Así lo considera Ned Naylor-Leyland, gestor de fondos y responsable de oro y plata en Jupiter AM, que en un encuentro telemático ha apuntado cuáles son los beneficios de apostar por la plata de cara el próximo año que está muy cerca de arrancar.

El experto detalla que con la situación de las políticas monetarias se habría generado un atractivo inversor que puede ser positivo para la plata. “Una tormenta monetaria perfecta se ha estado gestando durante mucho tiempo; ahora está firmemente sobre nosotros”, comienza. “Lo que se está revelando, entre otras cosas, es que el dinero crediticio es solo eso: crédito”, anticipa.

A su modo de ver, el mundo está recordando lo que es libre de riesgo y lo que es el dinero sólido, como siempre ocurre al final del largo ciclo monetario.

“Con la situación de los tipos de interés y las expectativas de inflación, se puede pensar que los metales preciosos deberían seguir una senda de crecimiento”, resalta el experto.

En este sentido, Naylor-Leyland piensa que la plata también muestra cuán estrechamente está ligado al oro. “Es su hermano menor rebelde y de mal comportamiento del oro… Supersensible a los flujos de capital, y cotiza actualmente en un rango medio de 20 dólares la onza, pero vale la pena recordar que en 2011, cuando los mercados también estaban en modo ‘haga lo que sea necesario’, alcanzó los 50 dólares la onza”, recuerda.

Ahora, los balances de los bancos centrales son mucho más grandes de lo que eran en 2011. En el pico de los metales monetarios de 1980, que vio al sistema del petrodólar en peligro real, la plata también subió con el oro y alcanzó brevemente los 50 dólares la onza.

“Ajustado por inflación y pérdida de poder adquisitivo desde 1980, 50 dólares por onza es mucho más alto que donde está el precio al contado de la plata en este momento”, analiza el experto.

De hecho, afirma que mirar hacia atrás hace 40 años sugiere un máximo real de varios cientos de dólares la onza en plata.

Desde principios de la década de 1980, también se ha observado cómo se han agotado los inventarios físicos de plata, se han encontrado muchos usos nuevos para la plata (solar, médica, electrónica) y, al mismo tiempo, los grandes bancos también han emitido más y más “obligaciones” de plata o “papel de plata” en Occidente y Asia.

“Desde nuestro punto de vista, todo esto prepara a la plata para un movimiento alcista incontrolado en algún momento de los próximos años”, apunta. A su modo de ver, ha sido un largo camino para los inversores en plata, pero las señales son buenas de que los mejores movimientos nos esperan.

A la plata le queda aún lo mejor gracias al ‘acuerdo verde’

Siguiendo esta misma línea, parece que a la plata le quedaría mucho por crecer en un horizonte no muy lejano. ¿A qué se debe? Según Naylor-Leyland, al nuevo acuerdo ecológico en Estados Unidos, que será positivo para su cotización.

“Si 2020 fue el año del oro, con toda probabilidad, 2021 será el año de la plata, ya que prácticamente la mitad de la plata se emplea para uso industrial”, afirma.

“El uso de la plata para los coches eléctricos será fundamental, mientras que el desafío del internet de las cosas (IoT) pone especialmente el foco en la plata”, comenta el experto el gestor de Jupiter AM. “Es un metal que sirve como conductor por lo que, con la revolución tecnológica y verde en ciernes, tiene unas grandes posibilidades de crecer”, añade.

15 cursos online gratis para aprender a invertir en bolsa

La plata se utiliza en paneles solares, pilas, diversos equipos electrónicos y como componente antimicrobiano en entornos médicos, por lo que la demanda de la plata está en alza y lo estará aún más si se llega a un nuevo acuerdo ecológico, según Naylor-Leyland.

Por eso, en 2021 espera que los mercados asuman la importancia doble de la plata como componente industrial y reserva de valor monetario.
Asimismo, Naylor-Leyland agrega la plata es muy sensible a los flujos de capital, por lo que conviene recordar que, en 2011, cuando los mercados se encontraban en una situación crítica, como ahora, la plata alcanzó el precio de 50 dólares por onza.

“El repunte de los metales monetarios de 1980, en el que el sistema del petrodólar estuvo realmente en peligro, la plata y el oro potenciaron su valor y llegaron a alcanzar los 50 dólares por onza”, recuerda.

Este precio, ajustado de acuerdo con la inflación y la pérdida de poder adquisitivo desde 1980, es considerablemente superior al precio actual de la plata. “Por eso, parece posible creer que el mejor momento de la plata está por llegar”, aventura.

*Artículo original publicado por Héctor Chamizo en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider