Empresa

El Papa Francisco apoya la renta básica universal para combatir la crisis del coronavirus

papa

El Papa Francisco sugiere que los países deberían considerar un salario básico universal para ayudar a combatir la interrupción económica causada por la COVID-19. Se calcula que la pandemia podría empujar a 500 millones de personas a la pobreza.

El Papa Francisco apoya la consideración de un salario básico universal para mejorar la interrupción económica mundial causada por el brote de COVID-19 y que afecta principalmente a la clase trabajadora. La cabeza visible de la Iglesia Católica ha expresado esta sugerencia a través de una carta de Pascua dirigida a líderes de movimientos sociales importantes.

En esta misiva el obispo de Roma dedicó partes significativas tanto de su discurso de Pascua en el Vaticano como de su carta a los líderes del movimiento social para resaltar la difícil situación de la clase trabajadora en esta crisis, citando a colectivos como los vendedores ambulantes o los pequeños agricultores para destacar que pueden pasar desapercibidos por otras medidas de protección laboral.

“Este puede ser el momento de considerar un salario básico universal que reconozca y dignifique las tareas nobles y esenciales que lleva a cabo”, escribió el Papa en su carta. “Aseguraría y concretamente alcanzaría el ideal, a la vez tan humano y tan cristiano, de que ningún trabajador sin derechos”.

4 parecidos y 2 diferencias entre la crisis del coronavirus y el crack del 29

A través de su declaración epistolar el mandatario recordó que algunos de los trabajadores con salarios más bajos han sido excluidos de los beneficios de la globalización y no pueden disfrutar de las protecciones laborales existentes, escribiendo que “vendedores ambulantes, recicladores, pequeños agricultores, trabajadores de la construcción, modistas o los diferentes tipos de cuidadores carecen de ingresos estables para superar este momento difícil … y los bloqueos se están volviendo insoportables “.

Tal y como recoge el Foro Económico Mundial, en torno a una docena de países están implementando o experimentando con algún tipo de ingreso básico universal temporal o permanente en respuesta a la devastación económica y el desempleo masivo propiciados por el brote epidémico. En Estados Unidos, el ex candidato presidencial Andrew Yang es partidario de mecanismos como la renta universal para resolver las desigualdades económicas, impulsar la innovación y retribuir los cuidados, casi siempre gratuitos o propios de la economía sumergida.

“Pienso en todas las personas, especialmente las mujeres, que multiplican las hogazas de pan en los comedores populares: dos cebollas y un paquete de arroz constituyen un guiso delicioso para cientos de niños. Pienso en los enfermos, pienso en los ancianos. Nunca aparecen en las noticias”, apuntó el Papa.

Imagen | Benoît Prieur/Wikimedia Commons

Fuente | World Economic Forum

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.