Empresa

Los Países Bajos ya no promocionarán más sus destinos turísticos

Los Países Bajos ya no promocionarán más sus destinos turísticos

En 2018 los Países Bajos recibieron un total de 18 millones de turistas y para 2030, el país aumentaría esa cifra hasta los 42 millones. El exceso de visitantes ha llevado al país a tomar medidas cada vez más restrictivas como dejar de promocionar oficialmente sus destinos más atractivos.

Ámsterdam tiene al rededor de 800.000 habitantes, pero cada año cerca de 20 millones de turistas deciden visitar la ciudad. Y no se trata solo de la capital: los molinos de viento, los zuecos y, sobre todo, los famosos tulipanes de otras pequeñas ciudades del país son las atracciones que despiertan más interés en los Países Bajos.

Para hacernos una idea, el parque de Keukenhof, famoso por sus jardines de flores, sumó 200.000 visitantes en tan solo cuatro díasdurante las vacaciones de Semana Santa del mes pasado. Dos veces y media más que el año anterior, cuando en esas fechas el parque recibía 80.000 personas. Y es que los coloridos tulipanes, símbolo eterno del país, despiertan tal pasión en Instagram que la afluencia de personas dispuestas a capturar la mejor foto está dañando los campos de estas plantaciones hasta tal punto de que el gobierno holandés se ha visto en la obligación de generar una campaña para indicar lo que se puede y no se puede hacer a la hora de tomarse selfies con tulipanes.

Por todo ello, y con con el objetivo de frenar la llegada masiva de visitantes y redirigir estos hacia zonas menos colapsadas del país, los Países Bajos ha decidido dejar activamente de promocionar sus principales atracciones turísticas.

Cómo logran combatir el sobreturismo los principales destinos del mundo

Así lo recoge un informe elaborado por la Junta de Turismo de los Países Bajos (NBTC) donde se especifica la política concreta de cesar en las campañas promocionales de sus destinos más deseados. Aunque estas medidas fueron ya introducidas el pasado mes de octubre dentro de un plan previsto para 2020-2024, su publicación reciente en el diario holandés, De Telegraaf, ha llevado la noticia a los medios de todo el mundo.

En 2018 los Países Bajos recibieron un total de 18 millones de turistas. Con una población actual de 17 millones de habitantes, para 2030, según el informe, el país podría experimentar una afluencia de hasta 42 millones de visitantes, algo que no están dispuestos a sufrir los locales del país hartos de las consecuencias del turismo de masas.

Por ello, como recoge el documento de la NBTC, el cambio de política busca sustituir la promoción de lugares representativos por lo que han llamado “la gestión de destinos”. “Hacemos promoción, pero es solo para las regiones y las ciudades que no son bien conocidas en el extranjero“, indicaba Elsje van Vuuren, portavoz de la junta según recoge The New York Times.

Medidas para luchar contra el turismo masivo

Ya en 2017, los Países Bajos se colocaban como el país que más crecía en número de visitantes de toda Europa. El problema no es nuevo y, por ello, ya son varias las ciudades holandesas que han comenzado a tomar medidas contra el exceso de visitantes.

Dispuestos a asegurar “que la ciudad se mantenga habitable para sus residentes”, a principios de 2018 el gobierno de Ámsterdam decidía limitar las estancias turísticas del alquiler vacacional ofertado por plataformas como Airbnb.

Gentrificación 2.0 y turistificación, las consecuencias del “efecto Airbnb”

En un acuerdo pionero, la normativa impone que los propietarios solo podrán alquilar sus viviendas a turistas durante 60 días al año. Una vez superado el plazo el anuncio queda bloqueado en la plataforma. Además, Ámsterdam también ha limitado la creación de más hoteles en el centro de la ciudad y ha prohibido los tours turísticos por zonas como el famoso barrio rojo.

Pero no se trata de un problema puntual de Países Bajos. El llamado overturism comienza a suponer una amenaza para muchas otras regiones del mundo. En nuestro país, ciudades como Palma de Mallorca, Ibiza o Barcelona, se encuentran entre las más afectadas por el número masivo de visitantes que reciben cada año y que ya han empezado a imponer medidas restrictivas destinadas a limitar el turismo.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.