Empresa

Las medidas que piden los autónomos españoles ante el coronavirus

Las medidas que piden los autónomos españoles ante el coronavirus

Ante la pandemia del coronavirus, los profesionales independientes de nuestro país solicitan al Gobierno un paquete de medidas para no quedarse desamparados o viendo cómo sus negocios quiebran o sufren pérdidas irreparables.

Ante el coronavirus es fundamental conservar la calma, seguir las directrices sanitarias y tomar la sartén de la responsabilidad invididual por el mango para evitar su propagación, manteniendo la distancia social, evitando acudir a eventos multitudinarios y siguiendo todas las recomendaciones de higiene que desde organismos oficiales se proponen.

Ante posibles cuarentenas, cierre temporal de colegios y universidad y lógicos descensos, interrupciones o paralizaciones de la actividad industrial, comercial, logística, de ocio o cultural -entre otras-, los trabajadores autónomos españoles solicitan al Gobierno una serie de medidas para proteger su ejercicio profesional. Eduardo Abad, presidente de UPTA, ha instado a seguir las directrices del Ministerio de Sanidad y optar en la medida de lo posible por fórmulas como el teletrabajo, especialmente en aquellas comunidades autónomas con mayor riesgo de contagio.

7 mitos sobre el coronavirus que no deberías creerte

Repasando las iniciativas que exigen las dos principales organizaciones españolas de autónomos, UPTA pedirá la bonificación del 100% de la cuota de Seguridad Social de los autónomos, en el caso de un cese de la actividad temporal por cuarentena por riesgo de contagio por el Covid-19. Los casos de contagio diagnosticados deberán ser protegidos como enfermedad profesional.

Así, proponen que los casos de cuarentena se consideren baja por enfermedad, y los contagios efectivos como enfermedad profesional en el segundo. En el caso de empeoramiento y prolongación de la situación desde UPTA solicitan la exención total de pago de la cuota a la Seguridad Social desde el primer día que se establezca la cuarentena o el diagnóstico definitivo por parte de los profesionales médicos. Otro punto clave es que desde los municipios y autonomías se impulsen mecanismos de ayuda fiscal y contingencia. 

En los casos en los que se deba interrumpir la actividad de forma temporal se deben contemplar aplazamientos sin intereses en el pago de impuestos y cotizaciones sociales, además de alternativas financieras a través del ICO para mejorar las dificultades transitorias de liquidez.

Medidas para autónomos que piden desde ATA

Desde ATA también reclaman estas medidas para los trabajadores autónomos españoles ante el avance del COVID-19:

  • Mantener la flexibilidad interna laboral de las empresas para la adaptación a la situación.
  • Socializar los costes derivados de esta epidemia para que no recaigan solo en empresas, autónomos y trabajadores. Por ello también piden que la Seguridad Social cubra las bajas tanto en los casos de contagio como de cuarentena obligatoria.
  • Exención del pago de su cuota a la Seguridad Social desde el primer día y durante el tiempo que los autónomos tarden en volver a sus negocios.
  • Prestación por cese de actividad: Desde ATA piden establecer que el cierre de un negocio provocado por una caída de ingresos directamente o indirectamente derivados de la epidemia sea considerada causa de fuerza mayor para acceder a la prestación por cese de actividad temporal para los autónomos.
  • Reducir al 50% el Impuesto de Sociedades a los sectores afectados y suprimirlo temporalmente a los que se encuentra su actividad dentro de las zonas declaradas en cuarentena.
  • Mismo protocolo que ante una catástrofe o inundación por parte del Consorcio de Compensación de Seguros. La finalidad es paliar los efectos económicos que se producirían entre los autónomos y las empresas cuando haya cancelaciones o cualquier interrupción de una actividad que esté asegurada.
  • Establecer una línea de créditos del ICO para cubrir la caída de ventas, producción o actividad derivada de la situación actual.
  • Establecer líneas de aplazamiento de impuestos (IVA, Sociedades, IRPF) y cotizaciones por parte de Agencia Tributaria y Seguridad Social para los trabajadores autónomos directa o indirectamente afectados en su actividad.
  • Exención de pagar la cuota a la Seguridad Social para aquellos autónomos sin trabajadores a su cargo que se vean obligados a abandonar su actividad por cuidado de hijos o dependientes como consecuencia del cierre de los centros escolares y de cuidados a mayores.

Fuente | UPTA/ATA

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.