Empresa

Los 26 individuos más ricos del mundo tienen tanto como 3.800 millones de personas

ricos pobres

Las personas más ricas del planeta cada vez amasan mayor fortuna. En especial los 26 más ricos del mundo, los cuales tienen tanto dinero como 3.800 millones de personas.

Los multimillonarios del planeta están sumando a su capital unos 2.242 millones de euros al día, al mismo tiempo que el patrimonio de la mitad más pobre de la población desciende considerablemente. Así, los 26 individuos más ricos (24 hombres y dos mujeres) del mundo tienen tanto dinero como 3.800 millones de personas.

El informe de Oxfam International publicado este lunes ha evidenciado el récord al que ha llegado el número de multimillonarios, ascendiendo a 2.208, los cuales tienen más riqueza que nunca. Desde la crisis financiera, el número de multimillonarios se ha duplicado prácticamente.

Este estudio anual de Oxfam se ha publicado poco antes de que dé lugar el Foro Económico Mundial anual en Davos (Suiza), donde se reúnen los hombres más ricos e influyentes de la Tierra. La fortuna de las 26 personas más ricas del mundo ha alcanzado 1,4 billones de dólares el año pasado, es decir, la misma cantidad que la riqueza total de 3.800 millones de personas del planeta.

En el ranking de los más ricos realizado por la revista Forbes, las 26 personas más ricas son 24 hombres y dos mujeres: Alice Walton ubicada en el puesto 16 y Francoise Bettencourt Meyers en el puesto 18 del ranking. Además, la gran mayoría de esta lista está liderada por estadounidenses, entre los que se encuentran Jeff Bezos de Amazon, Bill Gates de Microsoft, Warren Buffett de Berkshire Hathaway y Mark Zuckerberg de Facebook; estos 4 billonarios amasan entre los cuatro la fortuna de 357 billones de dólares, según la CNN.

Por eso Oxfam ha recomendado que los gobiernos graven la riqueza en niveles más justos, eleven las tasas sobre los ingresos personales y los impuestos a las empresas, que eliminen la evasión fiscal de las grandes empresas y los más ricos.

También llama a brindar una mejor atención médica, educación y servicios públicos universales y gratuitos, garantizando que las niñas y las mujeres, especialmente vulnerables a los recortes sociales por todo lo que ello conlleva, también se vean beneficiadas con estos cambios.

Oxfam hace hincapié en mejorar los servicios públicos, incluyendo la electricidad el agua y el cuidado de los niños y niñas, para liberar de tiempo a las mujeres, que son las que realizan estos trabajos no remunerados de cuidado que se recortan en periodos de crisis, y son precisamente los que sostienen las economías de los países.

Por qué ser generoso es bueno para tu salud, según la ciencia

“En muchos países, una educación decente o una atención médica de calidad se ha convertido en un lujo que solo los ricos pueden permitirse”, han explicado desde Oxfam. En relación son la salud, la confederación internacional ha evidenciado que “cada día, 10,000 personas mueren porque no tienen acceso a una atención médica asequible”.

En especial, este impacto en todos los sectores afecta a las mujeres y las niñas“Las niñas se retiran de la escuela primero cuando el dinero no está disponible para pagar las cuotas, y las mujeres acumulan horas de trabajo no remunerado cuidando a familiares enfermos cuando los sistemas de salud fallan”, ha explicado Oxfam; además, “si todo el trabajo no remunerado de atención realizado por mujeres en todo el mundo fuese realizado por una sola empresa, tendría una facturación anual de 10 billones de dólares”.

Es decir, este problema global afecta a todos los países sin excepción, los cuales se sostienen gracias a los trabajos no remunerados que realizan las mujeres, y las niñas son las que más sufren la pobreza extrema en contraposición a la riqueza de los hombres que lideran el ranking de Forbes, según se explica en el informe de la confederación internacional de distintas ONG.

Así, los 26 individuos más ricos del mundo amasan tanto dinero como más de la mitad de la población mundial, es decir, como 3.800 millones de personas, y esta tendencia a que cada vez haya más billonarios y más gente pobre, parece ir en aumento si no se modifican las políticas o los sistemas actuales.

Te recomendamos

Sobre el autor

Alicia Ruiz Fernández