Empresa

La mitad de los empleados tienen reservas para pedir formación, según un estudio de EdX

Formación en la empresa

Tener recursos a su disposición y recibir aprendizaje especializado de calidad son pautas fundamentales para que los empleados se sientan a gusto y prosperen dentro de su trayectoria profesional. Sin embargo, la mitad no se siente cómodo pidiéndolo.

Los empleados que aprenden continuamente en el trabajo a menudo se encuentran entre los más productivos y comprometidos. De hecho, un informe de 2018 elaborado por LinkedIn encontró que el 94% de los empleados encuestados se quedaría con una empresa si invirtiera en su aprendizaje y desarrollo de forma continua. 

9 tácticas efectivas para aumentar la felicidad y la productividad en la empresa

Pese al interés de los empleados en aprender más, no todas las organizaciones brindan los recursos necesarios para una capacitación y desarrollo efectivos. Un nuevo estudio de edX, la plataforma online de MOOCs fundada por MIT y Harvard, muestra que en torno a la mitad de los empleados experimenta incomodidad pidiendo a su jefe un presupuesto de aprendizaje adicional.

Es probable que los empleados que no tienen acceso a los recursos de aprendizaje se estancen en sus carreras, e incluso abandonen su puesto en busca de opciones más prometedoras y atractivas que les brinden formación, impulso y oportunidades de crecimiento en sus carreras profesionales.

3 consejos para que los empleados puedan crecer con formación

  • Reservar un presupuesto para la educación continua: La formación debe estar siempre disponible. Una de las vías es asignar una cantidad fija a cada empleado, que este podrá usar a lo largo del año a medida que surgen oportunidades de aprendizaje. Cuando los empleados solicitan completar un curso de certificación, asistir a un evento de la industria o aprovechar otra oportunidad de aprendizaje, podrán hacerlo, explicando el impacto positivo de esta oportunidad en la empresa.
  • Convertir a los gerentes en entrenadores: Lo habitual es que la capacitación y el desarrollo estén impulsados ​​por el departamento de recursos humanos. Pero en última instancia, los gerentes también deben funcionar como guías, ya que son aquellos que mejor conocen las fortalezas y áreas clave de mejora de cada empleado. Por eso, los controles periódicos, informes y reuniones para detectar oportunidades de aprendizaje son fundamentales. Una idea que desarrollan diversas empresas es lanzar planes de desarrollo trimestrales para cada empleado.
  • Recoger el feedback: Sin retroalimentación no hay posibilidades de crecer ni de brindar a la plantilla los recursos que precisan. Encuestas, grupos, material online o reuniones personales es fundamental para garantizar la transparencia. De este modo se corregirá la dificultad de los empleados para pedir ayuda y se mejorarán tanto la productividad y la rentabilidad como la motivación y el compromiso.

Fuente | Inc

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.