La empresa ha invertido 2.8 millones de dólares en la transición hacia energías limpias, un dinero que ya empezará a devolver ganancias en los próximos meses en los que podrá dar o vender (depende de la legislación de cada lugar) energía en vez de comprarla.

Esto no es casualidad en el aspecto comercial, no queda mucho para que Ikea venda paneles solares en sus tiendas.

Los paneles solares para que cada uno instale en su hogar serán uno de los grandes mercados los próximos años. Aprovecharse de la energía más limpia exige contar también con la tecnología adecuada para poder recibirla y procesarla, y con este objetivo Ikea quiere ponérselo fácil a los clientes que quieran comprar estos paneles en sus tiendas.

Se espera que estos paneles se puedan comprar en cualquier tienda en 2025 y que estén al alcance de todos los bolsillos, o que incluso algunos países promuevan su uso mediante subvenciones.

Ikea no es la única gran empresa que trabaja en lograr que toda su energía provenga de energías limpias, son muchas las que invierten en este aspecto, pero sí puede ser de las primeras que logre que el 100% de su consumo llegue de este modo.