Empresa

Fraude laboral de Glovo: deberá hacer indefinidos a sus 361 repartidores de Baleares

La justicia madrileña reconoce a un repartidor de Glovo como falso autónomo

Inspección de Trabajo existe a Glovo dar de alta como trabajadores indefinidos a los 361 riders de Baleares, considerados como falsos autónomos. Además, debe pagar 365.392 euros a la Seguridad Social en concepto de cuotas impagadas a las que se suma correspondiente recargo del 20%.

No es la primera ocasión ni parece ser el último varapalo de la Justicia a Glovo, reconociendo los derechos laborales de sus trabajadores, obligados a darse de alta como autónomos pese a tener una relación laboral con la compañía.

La inspección llevada a cabo en Baleares, la primera en torno a este tipo de empresas de la llamada economía colaborativa que se realiza en las islas, califica de fraude laboral la situación y exige a la app que contrate a los 361 glovers o repartidores como trabajadores indefinidos. Es posible que se intensifiquen los controles entre estas plataformas: en las islas también operan otras de corte similar como Deliveroo.

Son asalariados, no autónomos: 97 riders ganan la mayor sentencia colectiva contra Deliveroo

Aunque Glovo todavía puede recurrir, 361 residentes en el archipiélago pasarían a cotizar como indefinidos por cuenta ajena y la compañía deberá abonar a la Seguridad Social (365.392 euros) en concepto de las cantidades impagadas. 

La investigación desmiente que la relación entre los repartidores y la app sea de carácter mercantil, ya que es Glovo quien fija los precios que cobra a restaurantes y otros locales, únicamente la app posee los datos de los negocios, los glovers carecen de relación conn los comercios o establecimientos y únicamente pueden desempeñar su trabajo mediante la plataforma digital, de la que dependen.

Tampoco los repartidores son partícipes de pérdidas ni ganancias y no pueden tomar decisiones de mercado. La posibilidad de seleccionar su horario también está limitada, pues al renunciar a encargos la app los penaliza de cara al futuro.

A la espera de nuevas sentencias, ya que las ha habido tanto a favor como en contra, España sigue siendo uno de los países donde más personas han prestado servicios a través de la app, un fenómeno -denominado uberización de la economía- en gran parte debido al paro, la precariedad y la temporalidad de los contratos en nuestro país. Los sindicatos califican la fórmula de estas plataformas colaborativas como “una huida del Derecho del Trabajo” y han instado al Ministerio a intensificar las investigaciones, como la acontecida en tierras insulares.

Fuente | Diario de Mallorca

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.