Empresa

Ford creará piezas de coches reciclando cáscaras de café de McDonald´s

Ford creará piezas de coches reciclando cáscaras de café de McDonald´s

Ford va a unirse a McDonald’s en un proyecto que busca reciclar las cáscaras de los granos de café. “Al calentar la cáscaras a altas temperaturas con poco oxígeno, mezclara con plástico y otros aditivos y convertirlas en bolitas, el material resultante puede ser moldeado”, ha explicado Ford a The Verge.

¿Qué pasaría si pudiésemos reutilizar los desechos de los granos de café después de tostarlos para reducir el impacto medioambiental de la industria del automóvil?

Puede sonar raro y ambicioso, pero para Ford, la idea de usar café para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de los automóviles no tiene nada de broma.

El fabricante de automóviles tiene en mente asociarse con McDonald’s para reciclar la cáscara de los granos de café que se desprenden durante el tostado. 

“Al calentar la cáscara a altas temperaturas con poco oxígeno, mezclándola con plástico y otros aditivos se puede conseguir un material para usarlo con diferentes formas”, explica Ford a The Verge.

Una vez calentado, mezclado con otros componentes y convertido en bioplástico, el residuo permitirá a los fabricantes de automóviles producir componentes que sean un 30% más livianos.

Aunque la reducción de peso pueda no parecer significativa, logrará mejorar la eficiencia energética de los vehículos y, a su vez, permitirá reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

El interés de Ford en los materiales reciclados no es nuevo. Su fundador, Henry Ford, ya usaba productos a base de soya en la década de 1940.

Este exprimidor convierte la cáscara de las naranjas en vasos bioplásticos

Desde 2011, la empresa también ha utilizado soja para fabricar partes del interior de sus coches.

Aunque el vehículo eléctrico está destinado a reinar en el mundo, un informe de Greenpeace indica que la huella de carbono global de la industria automotriz contribuyó al 9% de las emisiones mundiales de CO2 en 2018. 

Esto es más que las emisiones anuales de toda la Unión Europea, por lo que esta propuesta de Ford puede ser un paso muy interesante para tratar de reducir un poco esa cifra.

McDonald’s se ha comprometido a donar una “porción significativa” de las cáscaras de granos de café a Ford, según apunta la CNBC.

Según el medio de noticias, en 2018 McDonald’s vendió alrededor de 822 millones de tazas de café solo en Estados Unidos. 

Varroc Lighting Systems está buscando producir carcasas de faros para la compañía antes de fin de año. El fabricante espera usar el mismo material para ciertos componentes de sus interiores. 

El líder del equipo de investigación de materiales emergentes de Ford, Debbie Mielewski, explica a la CNBC que los componentes tendrán una vida más larga y que serán más resistentes al calor.

Tanto McDonald’s como Ford esperan seguir buscando más formas de colaborar entre sí para crear un futuro más sostenible, usando incluso deshechos de sus productos. 

“Deben de tener muchos sobres de ketchup, cáscaras de tomate, semillas… ¿Qué pasa con la piel de las patatas? Estamos convencidos de que probablemente podremos hacer algo con ello”, sentencia Mielewski a la CNBC.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider