Empresa

El ingrediente secreto para que compren tus productos, según un estudio

Ingrediente secreto

En la ecuación para que las ventas triunfen y tu marca se diferencie del resto de la competencia a menudo se olvida una variable que puede suponer toda una revolución. Te contamos cuál es y dónde reside su valor.

¿Qué clase de factores motivan la decisión final del cliente para decantarse un producto, no abandonar el carrito de compra o fidelizarse con respecto a una marca? Son variados: desde el precio y la seguridad al comprar online a la experiencia en la tienda física o la usabilidad de una web. Sin embargo, existe uno que no suele tenerse en cuenta y que cada es más importante a la hora de vender: el peso de la infancia, y por ende, el factor nostálgico que determina las compras emocionales. 

En una nueva encuesta de GlobalWebIndex sobre el próximo servicio de transmisión de Disney Plus de la compañía que se lanzará el 12 de noviembre, el 42% de los usuarios respondieron que estaban dispuestos a inscribirse por el servicio simplemente porque el contenido les recuerda su infancia. 

Cabe subrayar que esta tendencia no se restringe a Disney: últimamente asistimos a un revival de lo vintage plasmado en remakes cinematográficos, series de regusto ochentero y noventero, auge de formatos analógicos como el vinilo, revalorización de juguetes y productos de coleccionismo, resurrección de productos como videoconsolas y tamagotchis, etc…

17 objetos vintage que valen una fortuna a día de hoy

Una de las conclusiones de esta encuesta es que las personas no siempre compran cosas según lo que necesitan o lo que piensan, sino por cómo se sienten. En el caso de Disney ha desempeñado un papel fundamental en la infancia de muchas personas, propiciando que ante la reaparición o el nacimiento de un nuevo producto vinculado a la marca exista una conexión personal y emocional con los potenciales oyentes. 

Disney Plus albergará cientos de películas que la mayoría de nosotros experimentamos por primera vez como niños. En ese momento, esas películas provocaron asombro, curiosidad, diversión o aprendizaje, y transportaron a millones de niños a otros mundos e historias.

Aplicándolo a cualquier marca, ahondar en el sentimiento que quieres suscitar -ya sea seguridad, eficacia, lujo, pasión, atrevimiento, frescura, sofisticación o ternura, entre muchas otras- te servirá para orientarte mejor a tu target, fidelizar a tus clientes potenciales y vender no solo más, sino mejor. No te olvides de añadir siempre una pizca de storytelling.

Fuente | Inc

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.