Empresa

Métodos alternativos para que los hoteles hagan ingresos, según el CEO de Barceló

Estos son los métodos alternativos para que los hoteles hagan ingresos, según el CEO de Barceló

Barceló Hotel Group se plantea métodos alternativos para obtener ingresos, al igual que están haciendo otras empresas del sector. La cadena hotelera pone el foco en las diferentes opciones que ofrece el teletrabajo para reconvertir sus espacios, ahora vacíos por la falta de turistas.

Durante un tiempo, el grupo turístico Barceló solo pudo tener operativos sus hoteles medicalizados. Tras varios meses con unas cifras nunca antes vistas, la cadena se plantea métodos alternativos para obtener ingresosal igual que están haciendo otras empresas del sector.

“Perdiendo dinero cada mes, vamos a pasar de un año récord en positivo al año récord en negativo. Jamás hemos perdido dinero y menos esta cantidad de dinero”, subraya el CEO de Barceló Hotel Group para Europa, Oriente Medio y África (EMEA), Raúl González, en una entrevista con Business Insider España.

El grupo había fijado como objetivo para 2020 conseguir un resultado bruto de explotación (ebitda) superior a los 400 millones de euros y ganar más de 200 millones. Pero, con la llegada de la pandemia provocada por el COVID-19, las previsiones se convirtieron en papel mojado y Barceló cerrará el año en pérdidas. 

Según consta en la memoria de 2019, en los primeros meses de este año Barceló ha obtenido nueva financiación bancaria por 759,1 millones de euros para reforzar la liquidez del grupo ante la actual situación de incertidumbre.

Además, la empresa ha implementado una serie de medidas adicionales para tener capacidad de aguante. 

Medicalizados, oficinas, geriátricos o residencias: los hoteles se reinventan

La convivencia con la enfermedad y la crisis que esta nos está dejando abrirá oportunidades y cambios en los modelos de negocio, por ello, una de las opciones que Barceló valora es la reconversión de sus espacios, ahora vacíos por la falta de turistas.

El grupo hotelero planea apostar por el teletrabajo como nueva vía de financiación. González afirma que están valorando toda la oferta relacionada con el trabajo para que los clientes puedan tener su oficina en el hotel, ya sea porque viven en una casa pequeña con niños donde no hay manera de trabajar o porque las oficinas de su empresa están cerradas. “Estamos trabajando también en el caso de aquellos clientes que deciden prolongar las vacaciones y trabajar a distancia con el objetivo de que puedan combinar ocio y trabajo”, apunta.

En una reciente entrevista para este medio, Fernando Gallardo, presidente de la comisión de turismo de MADFintech y analista de tendencias y nuevos conceptos en turismo, también apuntaba al teletrabajo como la gran esperanza de la reconversión de las instalaciones hoteleras en desuso. 

“Algunos expertos estiman que en 2030 la cifra de trabajadores fuera de las oficinas superará los 1.000 millones en todo el mundo. Las necesidades del teletrabajo van a obligar a un buen número de hoteles tradicionales a reconvertir sus habitaciones vacacionales en espacios de teletrabajo, así como sus instalaciones comunales en oficinas móviles con conexiones de banda ancha y servicios ofimáticos y de alimentación adaptados a esta nueva clientela”, señala Gallardo.

Jorge Marichal, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), considera que esta es una oportunidad para que los establecimientos que tengan las características para que la gente trabaje de manera cómoda y ordenada, puedan hacerlo.

“La mayoría de los hoteles tienen capacidad e infraestructuras para dar soporte a este modelo de negocio. Día tras día se incorporan más hoteles a este nicho de mercado que en los próximos meses irá in crescendo“, subraya el directivo.

Residencias universitarias y reuniones familiares para llenar el hueco que dejan los turistas

Otro modelo de negocio que sugiere Gallardo es el de los colegios mayores para estudiantes, que además de las habitaciones se beneficiarían de las zonas comunes de los hoteles y de servicios adaptados a sus necesidades lectivas. “Podrían funcionar como los llamados ‘dorms’ del off campus hoy existentes alrededores de las universidades norteamericanas”, explica.

Esa es una opción que Barceló ya había puesto en marcha: “Tenemos algún ejemplo de hotel en el que ahora hay alojados universitarios de manera temporal“, apunta González.

Pensando en la campaña de Navidad, que sin duda será diferente a la de cualquier otro año, González ve en las reuniones familiares otra oportunidad de uso de sus espacios inutilizados. “Habrá muchas familias que se quieran reunir y, mientras sigan estas limitaciones, o hay pocos miembros en tu familia o no te dejarán juntarte“, señala.

Por tanto, el grupo valora ahora sacar paquetes para que las familias puedan alojarse y tener comidas familiares con el objetivo de llenar esos salones que no ocuparán estas navidades con grandes eventos ni congresos.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider