Empresa

Estos son los experimentos de renta básica a lo largo y ancho del mundo

experimentos de renta básica

Desde Escocia a Alemania, Uganda, Hong Kong o la propia España, son muchos los programas piloto o en firme de renta básica dispuestos en el mundo para garantizar el bienestar, reducir la pobreza extrema y lograr una sociedad económicamente más igualitaria.

La premisa fundamental tras los proyectos de Renta Básica Universal es hacer la vida de la ciudadanía más fácil, corregir las desigualdades estructurales, incentivar el consumo o fomentar una mayor actividad económica. Aunque este tipo de iniciativas han existido durante décadas, la pandemia de COVID-19 ha agravado las circunstancias, ensanchado la brecha económica y propiciado que una mayor cantidad de gobiernos opten por esta fórmula.

A medida que los responsables de la formulación de políticas examinan este compromiso entre el gasto público y los beneficios potenciales, existe un conjunto creciente de datos de los que extraer inferencias. De hecho, la renta básica se ha probado y experimentado en todo el mundo, pero con una variedad de resultados muy diferentes. Los últimos positivos provienen de lugares como Finlandia, donde se concluyó que ue este ingresoe un impacto positivo sobre la satisfacción vital de las personas que lo reciben, algo que también se reveló en un proyecto piloto de renta básica en Canadá.

4 países que han aprobado medidas similares a la renta mínima

La renta básica universal opera brindando a las personas los medios para satisfacer las necesidades básicas con un estipendio regular. En teoría, la población es de este modo libre para gastar su dinero y recursos en bienes económicos o en la búsqueda de mejores opciones de empleo.

Gracias a los datos del Laboratorio de Ingresos Básicos de Stanford, en Visual Capitalist han mapeado y plasmado en un gráfico 48 programas de ingresos básicos que demuestran múltiples características de la renta básica universal y se citan regularmente en la política de ingresos básicos. Algunos programas mapeados son experimentos anteriores, mientras que otros son nuevos o en curso, incluidos programas lanzados recientemente en Alemania y el que está actualmente en vigor en nuestro país. 

De los 48 programas de ingresos básicos enumerados anteriormente, el 75% se paga mensualmente y el 60% se paga a particulares. El 38% de los programas de ingresos básicos se pagaron a los hogares en lugar de a las personas, y muchos programas se han pagado en sumas globales o en distintos plazos.

Los hay más genéricos y otros más especializados. Algunos programas solo estaban dirigidos a grupos específicos como el programa de Ingresos Básicos para Agricultores de Corea del Sur, mientras que otros como el programa Baby’s First Years en los EE. UU. Han estado experimentando con diferentes cantidades en dólares para evaluar la eficiencia.

Otros experimentos se basaron en pagos hechos con los ingresos totales de los beneficiarios. En Estados Unidos existen los ingresos rurales y mantenimiento de los ingresos de Nueva Jersey que pagaron a través de un impuesto sobre la renta negativo  sobre las ganancias, mientras que los beneficiarios del programa piloto de ingresos básicos de Ontario de Canadá recibieron cantidades fijas menos el 50% de sus ingresos del trabajo.

Los resultados son plurales: por ejemplo, los pilotos iniciales del programa Octavo de Uganda, multiplicaron la actividad económica y el bienestar. Sin embargo, otros programas arrojaron resultados mixtos que dificultaron la experimentación adicional. El programa piloto de Finlandia, altamente promocionado, disminuyó los niveles de estrés de los destinatarios en todos los ámbitos.

La mayor dificultad ha sido mantener los programas en marcha y obtener financiación. Los proyectos de tres años de Ontario se cancelaron prematuramente en 2018 antes de que pudieran completarse y evaluarse, y las próximas etapas del programa de Finlandia están en el limbo. Queda por ver cómo evolucionan las presentes iniciativas dispersas a lo largo y ancho del mundo y cómo la pandemia afecta a la financiación, evolución y seguimiento de los distintos proyectos de renta básica universal en el planeta.

Fuente | Visual Capitalist

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.