Empresa

Este truco te ayudará a ahorrar 1.000 euros al año sin darte cuenta

Este truco te ayudará a ahorrar 1.000 euros al año sin darte cuenta

Existen varios métodos y trucos virales de ahorro, popularizados en libros, redes sociales o vídeos, desde el método Kakebo al reto de las 52 semanas. Hoy te enseñaremos a ahorrar 1.000 euros al año sin apenas darte cuenta.

Decía Cesare Cantú “gasta siempre una moneda menos de lo que ganes” y Benjamin Franklin promulgaba aquello de “un centavo ahorrado es un centavo ganado”. Hoy te enseñaremos un truco valioso para ahorrar 1.000 euros anuales sin apenas esfuerzo, sin depositar cantidades repentinas o llegar asfixiado a final de mes.

Para ganar 1.000 euros al año deberías ahorrar aproximadamente una cantidad de tres euros diarios. Mientras que el método de las 52 semanas apuesta por que la primera semana guardes un euro, la siguiente dos euros y así sucesivamente hasta que la última semana deposites 52 euros -para acabar atesorando finalmente 1.378 euros-, te propondremos una alternativa más sencilla: se trata de pagar todo lo que puedas en efectivo, especialmente los gastos pequeños como el pan, el café, el periódico o la compra en la frutería, y reservar las vueltas para completar a la semana el importe deseado de 21 euros.

9 consejos de ahorro para millennials que te cambiarán la vida

Son muchos los expertos que subrayan que tanto en las transacciones online como a la hora de pagar con tarjeta o realizar un pago móvil contactless perdemos percepción del gasto y no somos conscientes del desembolso de dinero. Usando billetes de diez o de veinte y reservando todas las vueltas, ya sean céntimos o euros, es sencillo que al final de la semana puedas tener los 21 euros equivalentes a un ahorro de 3 euros diarios. En las semanas o casos en los que no realices compras físicas o no llegues a la cantidad, opta por apartar ese dinero o completar la diferencia.

A la par que pones en práctica este sencillo consejo, puedes completar tu propósito con otros métodos de ahorro, como la reducción de gastos hormiga, el Kakebo, la hucha del cambio o el antiguo método de los cinco tarros. Lo más importante a la hora de ahorrar es encontrar un método ajustado a tu personalidad, circunstancias, economía doméstica y margen doméstico. En lugar de apartar de golpe 84 euros al mes, 21 a la semana o ir progresivamente incrementando las cantidades, hacerlo de forma diaria y con las vueltas de ir a por el pan puede tener la llave para hacerte con un pequeño colchoncito al acabar del año.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.