Empresa

Estas han sido las startups más influyentes de la última década

Nace la aceleradora de startups GoMadrid

Durante la última década hemos asistido al nacimiento y auge de poderosas startups, la mayoría al calor del hub de Silicon Valley, que en la actualidad dominan el mundo. Echamos un vistazo a estas ya viejas conocidas.

En 2010 el término unicornio para referirse a una compañía tecnológica valorada en miles de millones de dólares ni siquiera había sido acuñado, no sabíamos bien qué era eso de la economía colaborativa y viajar al espacio o conducir un coche eléctrico parecían casi fantasías propias de la ciencia ficción.

Una startup conserva tu ADN en la Luna por menos de 100 dólares

A lo largo de la última década un ecosistema completamente nuevo de tecnologías influyentes ha madurado. La prestigiosa revista Inc recoge un listado de algunas de las startps más relevantes desde 2010, que han revolucionado por completo la industria y que hoy en día siguen en la cúspide de la pirámide.

11 startups que han cambiado las reglas del juego en la última década

  • Airbnb: En 2008 fue fundada con tres amigos y hoy, ha revolucionado el mercado turístico, es señalada como la gran culpable de la gentrificación y se encuentra en el centro de la llamada gig economy. Hoy en día, unos dos millones de personas pasan la noche en una propiedad que figura en Airbnb. Su última valoración la cifra en 35.000 millones, más alta que la capitalización de mercado de Hilton o Marriott. 
  • Epic Games: Fundada como Potomac Computer Systems en la casa de los padres del fundador Tim Sweeney, la compañía de desarrollo de juegos para una sola persona se cambio el nombre primero a Epic MegaGames y más tarde, Epic Games. Su primer gran proyecto fue el motor de juego Unreal, pero la gran estrella es sin duda Fortnite, que obtiene cientos de millones de dólares al mes y se ha convertido en un fenómeno cultural de masas con especial calado en niños y de adolescentes y que cuenta con más de 250 millones de jugadores en todo el mundo.
  • Facebook: La red social más grande del mundo, propiedad de Mark Zuckerberg, cruzó el umbral de los 1.000 millones de usuarios en el momento en que se hizo pública en 2012. Hoy, aunque presa de diversos escándalos como el de Cambridge Analytica, sigue siendo la plataforma de esta índole más grande del mundo. A las apps de mensajería de Zuckerberg no les va mal: WhatsApp crece un 15% y ya reúne a 1.500 millones de usuarios (en 2018 contaba con 1.300 millones), mientras que Facebook Messenger se mantiene con 1.300 millones de usuarios. 
  • Instagram: Parece que ha pasado un siglo desde que salíamos de noche con cámara de fotos, o que la era pre-Instagram pertenece al Paleolítico. Podría decirse que especialmente en los últimos años, y gracias al auge del vídeo, la mejora de los smartphones y la fama de filtros y hashtags, Instagram ha sido catapultada como la red social de la década. Kevin Systrom y Mike Krieger fundaron el negocio justo al comienzo de la década, mientras que Facebook se hizo con ella pagando 1.000 millones, la adquisición más grande de la red social hasta la fecha.
  • Slack: En plena era del auge del software colaborativo, Slack brilla, gracias a su exitosa estrategia de lanzamiento al mercado de freemium. Gracias a la herramienta los trabajadores tienen un nivel de control sin precedentes sobre su flujo de trabajo y comunicaciones. La empresa salió a bolsa en junio en la Bolsa de Nueva York a través de una lista directa.
  • Snap: Cuando Snapchat se lanzó en 2011, pocos apostaban tan fuerte por el auge sin límites del contenido efímero que aportaría la red social del fantasma amarillo. En unos años, casi todas las plataformas sociales imitarían su fórmula adictiva, como se probó con Instagram Stories. Destaca la negativa de sus fundadores a vender, y el notable control de la empresa. Juntos, Evan Spiegel y Bobby Murphy aglutinan el 95% del poder de voto de la compañía.
  • SpaceX y Tesla: El dúo de empresas innovadoras de Elon Musk han batido hitos y revolucionado sus respectivas industrias: Tesla comenzó la década al hacerse pública y SpaceX se convirtió en la primera compañía privada en lanzar, orbitar y recuperar una nave espacial con éxito, en 2010. Ahora está valorada en más de 33 mil millones y es socio de La NASA, mientras que Tesla, aunque todavia no ha tenido un año rentable, es una de las grandes responsables del auge del coche eléctrico.
  • Paypal: John y Patrick Collison abandonaron la universidad en la zona rural de Irlanda, pasando de convertir siete líneas de código en un competidor viable. Hoy en día, pocas páginas web y ecommerce no ofrecen esta modalidad de pago online. La compañía todavía siente que hay espacio para crecer y se ha mantenido privada, con una valoración de 35.000 millones que la coloca por delante de otros unicornios de alto perfil como Airbnb y Palantir.
  • Twitter: Originalmente un experimento en microblogging, la influencia de Twitter se ha extendido a los movimientos sociopolíticos y a impulsar revoluciones reales. Destaca el papel de la compañía en alimentar la Primavera Árabe, el #metoo, las huelgas climáticas y un millón de otros mini-movimientos.
  • WeWork: Con una valoración de 47.000 millones, el tamaño del PIB de Lituania, y 12.500 empleados en más de 800 ubicaciones, WeWork se estaba disparando en 2019. A punto de salir a bolsa, La valoración se redujo a aproximadamente 10.000 millones. Después de despidos masivos, un derrocamiento del fundador Adam Neumann y el retiro de la OPI, la compañía solo ahora está comenzando a estabilizarse. ¿Qué le deparará el futuro?

Fuente | IncSTA

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.