Empresa

España recuperará su PIB en 2023 y el empleo previo a la pandemia en 2027, según el FMI

pandemia españa recuperación

El FMI mejora medio punto sus previsiones de crecimiento para España en 2021, hasta un crecimiento del 6,4%, mientras mantiene su estimación para 2022 en un 4,7%. Sus previsiones de primavera auguran que la recuperación en España se producirá de forma más lenta que en sus países vecinos.

Una de cal y otra de arena para la economía española en las previsiones de primavera que ha presentado este martes el Fondo Monetario Internacional, en las que ha mejorado sus expectativas a escala nacional y global en 2021, mientras que ha augurado que la recuperación tardará más en llegar a España que al resto de economías comunitarias.

Así, el FMI ha mejorado en medio punto porcentual sus pronósticos para España en 2021 respecto a lo que estimó en sus previsiones de otoño, hasta un 6,4%, mientras que ha mantenido las de 2022 en el 4,7%, augurando que a partir de ese año que el crecimiento se ralentizará paulatinamente, con una previsión de un 2,79% en 2023, un 2.43% en 2024, un 1,39% en 2025 y un 1,4% de avance del PIB en 2026.

Además de mejorar sus expectativas para España, el Fondo ha pronosticado que la economía mundial crecerá este año 8 décimas más de lo inicialmente estimado, hasta un 6%, y 2 décimas más en 2022, hasta el 4,2%. Del mismo modo, ha elevado sus estimaciones para EEUU en 1,3 puntos en 2021, hasta un 6,4% del PIB, y en 1 punto para 2022, hasta el 3,5%, mientras que las de Reino Unido han mejorado 8 décimas para este año y 1 punto el próximo, situándolas en un 5,3% y un 5,1%, respectivamente.

La corrección al alza de las previsiones para España se produce después de que el Fondo señalase a España como el país desarrollado con la peor contracción económica durante 2020, que cifra en un 10,96% y, aunque tiene en cuenta el impacto de los fondos europeos, el FMI prevé que el país no conseguirá recuperar el crecimiento que registraba antes del coronavirus al mismo ritmo que el resto de economías comunitarias.

13 de los récords económicos que ha provocado la pandemia

De este modo, las previsiones de primavera del FMI fijan en el primer semestre de 2023 la recuperación en España de los niveles previos a la pandemia en términos de PIB, más tarde que la mayoría de economías avanzadas de la Unión Europea, excepto Italia, que deberá esperar a finales de 2023, según El País, que destaca que la recuperación de las cifras anteriores al coronavirus en el mercado laboral español se retrasará más de lo estimado en otoño.

En concreto, el Fondo considera que, aunque en 2020 el empleo se comportó mejor de lo estimado por sus analistas, la recuperación completa del mercado laboral se demorará hasta 2027, un año más tarde de lo inicialmente estimado, dado que la institución augura que la tasa de paro, que cerró 2020 en el 15,5%, subirá al 16,8% en 2021 y comenzará a disminuir paulatinamente a lo largo de los 5 años siguientes.

Así, el mercado laboral español no recuperará la tasa de desempleo del 14,1% que ostentaba en 2019 hasta dentro de 6 años, según el FMI, que estima que el paro caerá al 15,8% en 2022, al 15% en 2023, al 14,5% en 2024 y al 14,4% en 2025 para volver a repuntar en 2026 hasta el 14,5%, lo que supone que la creación de empleo irá perdiendo fuerza al mismo ritmo que se modera el crecimiento del PIB en España.

Además del PIB y el empleo, el FMI ha analizado también las perspectivas de la deuda pública y el déficit, que prevé que se mantendrán en niveles elevados durante los próximos 6 años. En el caso de la deuda, el Fondo prevé que se sitúe en el 118,3% del PIB en 2021, para reducirse levemente al 117,2% en 2022 y al 116,8% en 2024 para repuntar posteriormente hasta el 118,3% en 2026, aunque estas previsiones no incluyen el aumento de la deuda al 120% al asumir los pasivos de la Sareb.

Respecto al déficit, el Fondo augura que en 2021 se conseguirá reducirlo en 1,5 puntos porcentuales, hasta un 9%, mientras que en 2022 estima que se recortará casi el doble, hasta el 5,7%, para situarse en torno al 4% entre 2023 y 2026, lo que implica que España deberá negociar en 2022 con la UE un nuevo retraso en las normas comunitarias de disciplina presupuestaria, según el diario del Grupo Prisa.

*Artículo original publicado por Adrián Francisco Varela en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider