Empresa

El teletrabajo tiene la llave para combatir la despoblación rural

Despoblación rural

En la actualidad, más de 10 millones de habitantes en zonas rurales no tienen acceso a la conexión mínima recomendada por la Unión Europea (30 Mbps). Mejorando la conectividad el teletrabajo podría frenar el fenómeno de la despoblación rural.

La España vaciada sigue sumando ausencias, viendo cómo la población envejece, el éxodo hacia los grandes núcleos urbanos prosigue, los nacimientos merman y en definitiva, la despoblación rural se incrementa. Los factores son varios: falta de infraestructuras y servicios públicos como educación o sanidad, carencia de oportunidades laborales o formativas o incremento de la urbanización. Una de las claves para el renacer económico y la inversión de la actual tendencia en la pirámide demográfica podría residir en el teletrabajo.

En 2017, nacía el Comisionado para el Reto Demográfico. En pleno 2019 el problema ha crecido y según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de comienzos de año, ya son más de 1.300 las localidades con menos de 101 habitantes. Viasat, compañía especializada en proveer acceso a Internet vía satélite defiende que el acceso a una conexión de calidad es una vía clave para impulsar la repoblación del medio rural, poniendo el teletrabajo en el epicentro de las posibilidades. La tecnología de esta empresa es vía satélite y no requiere una gran instalación, supliendo las carencias de los operadores tradicionales.

McDolus, la alternativa sostenible contra McDonald’s de un pueblo galo

En España, más de 10 millones de habitantes carecen de un acceso a Internet de calidad, incluso al mínimo recomendado por la Unión Europea (30Mbps), siendo Andalucía, Cataluña y Galicia las comunidades autónomas con mayor número de habitantes desconectados. Resolver este problema está incluido en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y de la Agenda 2030 y la mejora en la prestación de servicios básicos: la conectividad territorial debe asegurar una adecuada cobertura de red de banda ancha y telefonía. No en vano, la Agenda Digital Europea establece que, en 2020, todos los habitantes de la UE deberían tener acceso a una conexión de al menos 30Mbps.

Debido a su propia naturaleza, el teletrabajo puede abordar varias de las líneas de acción que plantea la estrategia nacional en su lucha contra el reto demográfico, contribuyendo a garantizar la funcionalidad de los territorios despoblados, mejorando la competitividad y fomentando el emprendimiento.

Tecnología satelital para garantizar una potente conexión rural

El funcionamiento de la propuesta de Viasat es sencillo, ya que solo es necesario instalar una antena en el tejado del usuario, llegando a regiones donde no lo puede hacer el servicio de los operadores tradicionales. Su reducido coste -el precio de partida ronda los 20 euros- facilita el acceso de todos los usuarios, independientemente de su lugar de residencia, a una conexión de calidad.

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.