Empresa

El mundo puede vivir la peor recesión desde 1930 y perder 25 millones de empleos

El mundo puede vivir la peor recesión desde 1930 y perder 25 millones de empleos

La gestora de fondos Schroders prevé que la economía mundial se contraiga un 3,1% en 2020 por el coronavirus, aunque augura que repuntará un 7,3% en 2021. De confirmarse este pronóstico, se trataría de la peor recesión desde la década de 1930.

Los pronósticos sobre el impacto económico del brote de coronavirus se están ensombreciendo cada vez más según avanzan los días. A pesar de que todas las previsiones sobre los efectos negativos del virus se acompañan de la advertencia de que es prácticamente imposible saber qué sucederá en los próximos meses o cuándo remitirá la pandemia, muchas instituciones y analistas apuntan ya a una inevitable recesión global.

Ese es el caso de la gestora de fondos Schroders, que acaba de publicar un informe de su economista jefe Keith Wade en el que estima que la economía mundial se contraiga un 3,1% en 2020 por el coronavirus, debido a que prevé una “severa recesión” en el primer semestre que, incluso aunque se produzca una recuperación en la segunda mitad del año, podría dar lugar a la peor recesión desde la década de 1930, aunque seguida de un repunte del 7,3% en 2021, como refleja el siguiente gráfico.

Wade señala que “Aunque existe un apoyo considerable de los bancos centrales y los gobiernos, ese dramático retroceso refleja el efecto de paralizar grandes partes de la economía mientras las autoridades intentan suprimir el virus“. Además, toma como referencia los últimos datos de China, con bajadas del 20% en las ventas minoristas y del 25% en la inversión de capital fijo durante el cierre de la actividad económica en enero y febrero.

Contrarrestar el impacto del coronavirus podría suponer el 30% del PIB mundial

El experto señala que la situación en China se está calmando, mientras Europa y EEUU están “en un punto anterior de la curva”, pero que su estudio parte de la base de que todos los países “pasan por un proceso similar de bloqueo y restricción de los movimientos de población para suprimir la propagación del virus”. De este modo, prevé “un impacto significativo en la actividad en el segundo trimestre en EEUU y Europa con caídas en el PIB de entre 10% y 20%“.

En EEUU, Bank of America coincide con las previsiones del economista jefe de Schroders y estima que en el segundo trimestre de este año la economía estadounidense se contraerá un 12% en tasa anual ajustada estacionalmente tras avanzar un 0,5% entre enero y marzo. La entidad financiera augura que el PIB de EEUU volverá a crecer en el tercer trimestre, aunque considera que en el conjunto de 2020, se contraerá un 0,8%.

En Europa, el comisario europeo de Mercado Interno, Thierry Breton, ha reconocido este pasado martes que Bruselas espera que la Unión Europea entre en recesión en 2020 al sufrir un impacto negativo en su PIB de entre un 2% y un 2,5%. Por su parte, la ministra de Economía española, Nadia Calviño, ha asegurado este jueves que “es demasiado pronto” para saber si la economía española entrará en recesión este año como consecuencia de la crisis del coronavirus.

Mientras, 4 ex economistas jefes del Fondo Monetario Internacional (FMI), el francés Olivier Blanchard, los estadounidenses Maurice Obstfeld y Kenneth Rogoff y el indio Raghuram Rajan, han asegurado este pasado lunes que la economía mundial ya ha caído en recesión, debido al efecto del “cóctel maldito” que supone el impacto del coronavirus y las medidas de emergencia que se están tomando en todo el mundo para limitar su propagación.

Pero los expertos no solo prevén un impacto negativo en las cifras de PIB mundial. El pasado miércoles, la Organización Internacional del Trabajo anunció que entre 5,3 millones y 25 millones de personas en todo el mundo podrían perder su empleo, dependiendo de la gravedad y duración del brote de coronavirus. En el peor de los escenarios, el volumen de paro creado por el virus superaría en 3 millones de personas el total de desempleados que provocó la crisis económica que comenzó en 2008.

Estas cifras tienen su reflejo en España, en este caso en las expectativas de los trabajadores respecto a su futuro laboral. Así, según una encuesta de 40db. para El Paísun 51% de los encuestados teme perder su empleo mientras dure el brote de coronavirus y un 33,9% prevé perderlo de forma permanente. Mientras, un 60% prevé que su sueldo se reduzca durante la pandemia y un 26,8% da por seguro que su empresa no sobrevivirá a esta crisis.

*Artículo original publicado en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Business Insider