Empresa

El capitalismo matará de hambre a la humanidad para 2050 si no hay cambios

El capitalismo matará de hambre a la humanidad para 2050 si no hay cambios

Expertos como Christopher Wright y Daniel Nyberg alertan de que el capitalismo es insostenible en su forma actual pues la búsqueda incesante del crecimiento causa estragos en el planeta y amenaza la salud humana y medioambiental.

El capitalismo ha generado una riqueza masiva para algunos, pero ha devastado el planeta y no ha logrado mejorar el bienestar humano a escala. Para muestra, varios datos que recoge la revista Forbes: en el plano medioambiental las especies se extinguen a una tasa 1.000 veces más rápida que la tasa natural en los 65 millones de años anteriores, según información de la Universidad de Harvard.  Desde el año 2000, se han perdido 6 millones de hectáreas de bosque primario cada año –talamos cada ejercicio 190 veces Nueva York en superficie de bosque-.

En el plano económico, incluso en los Estados Unidos, el 15% de la población vive por debajo del umbral de pobreza. Para los niños menores de 18 años, ese número aumenta al 20% en el caso del país norteamericano y las cifras son más elevadas en muchos de los países clasificados como desarrollados. Detrás de la extinción masiva de especies se encuentran la agricultura comercial – principalmente focalizada a la alimentación de ganadería intensiva-, la extracción de madera y el desarrollo de infraestructura están causando la pérdida de hábitat, mientras que la dependencia y uso de combustibles fósiles es un factor relevante en relación al cambio climático.

La ONU advierte de que el sistema económico es incompatible con la supervivencia

Los profesores Christopher Wright y Daniel Nyberg publicaron la obra “Climate Change, Capitalism, and Corporations” el otoño pasado, argumentando que las empresas están atrapadas en un ciclo de explotación de los recursos del mundo de formas cada vez más creativas. “Las grandes corporaciones pueden continuar participando en un comportamiento cada vez más explotador para el medio ambiente al ocultar el vínculo entre el crecimiento económico infinito y el empeoramiento de la destrucción ambiental”, escribieron.

El sociólogo de Yale Justin Farrell estudió 20 años de financiamiento corporativo y descubrió que “las corporaciones han usado su riqueza para amplificar las opiniones contrarias sobre el cambio climático y crear una impresión de mayor incertidumbre científica de la que realmente existe”. Sin equilibrar la economía con la sostenibilidad y el crecimiento humano –mediante la economía circular, la propiedad distribuida o el decrecimiento económico– el hambre, las diferencias económicas de clase y la destrucción medioambiental serán totalmente irreversibles de cara a 2050.

Fuente | Forbes

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.