La plataforma de comercio electrónico Amazon comercializa en España torsos masturbadores de silicona de la compañía Wava. Hasta aquí no es nada fuera de lo normal, pero es que estos juguetes sexuales han sido tachados de estar destinados a pedófilos, ya que imitan la mitad inferior de un cuerpo de niñas y adolescentes. 

La plataforma Sickstoppers, comprometida con la denuncia de abusos e imágenes de abusos sexuales a menores en redes sociales, ha sido la encargada de denunciar que Amazon tiene a la venta “juguetes sexuales destinados a pedófilos”. Tras publicar el tuit donde denunciaba esta práctica comercial, Twitter España ha cancelado su cuenta.

Las muñecas sexuales de Waba tienen varios modelos con medidas de altura que van desde los 56 a 70 centímetros, lo que hace una clara referencia a cuerpos de niñas o adolescentes. Su promoción se basa en “juguete adulto de sexo”, cuenta con dos aberturas (ano y vagina) y tiene un coste de 293 euros. Amazon, incluso ofrece la opción de financiarlo en cuotas.

Explicaciones de la compañía

Amazon España se ha remitido a su política de ventas y ha explicado a varios medios de comunicación que la protección de menores, tanto niños como adolescentes, es una prioridad para Amazon. “Todos nuestros colaboradores comerciales deben seguir nuestras directrices y normas de venta y aquellos que no lo hagan estarán sujetos acciones por nuestra parte que pueden incluir la eliminación de su cuenta. Recientemente hemos establecido medidas aún más estrictas en el área de productos eróticos y las estamos aplicando en consecuencia”, explican.

Amazon tiene una clasificación de productos que considera ofensivos según su política de ventas.Entre ellos se encuentran los artículos que representan a niños y jóvenes de una manera sexualmente sugestiva o que fomente los actos sexuales de niños, desnudez infantil o uso de drogas. Los artículos ya han sido retirados de Amazon España

El asunto ha llegado al Senado

Sickstoppers ha pedido desde esta red social públicamente al Congreso de los Diputados que prohíba este tipo de artículos en España. “Promueven el paso de la pedofilia a la pederastia y no sirven como terapia ni evitarían nunca un abuso por parte de un pederasta o un pedófilo, al contrario”, denuncian.

Una petición que ha llegado al Senado de la mano del senador de Compromís, Carles Mulet, que ha trasladado al Gobierno una pregunta parlamentaria por escrito donde les requiere a aclarar “si consideran aceptable esta práctica y si dentro de sus estrictas competencias piensa adoptar alguna medida para regular o prohibir estas ventas como sí han hecho otros países”.

Prohibidos en otros países

Recientemente en Francia se desató la polémica por la venta a través de Amazon de otro juguete sexual que imitaba a una niña. Tras la denuncia de varias asociaciones, el secretario de estado para la familia y la infancia, Adrien Taquet, alentó a Amazon Francia a retirar su producto de su catálogo. 

En Estados Unidos, la compañía también fue obligada a retirar varios productos de su canal de venta por su relación con la pedofilia. Sin embargo, según denuncia la organización Child Rescue Coalition, la venta de muñecas sexuales infantiles sigue siendo legal en el país, a excepción de los estados de Florida, Tennesse y Kentucky.