La recaudación de impuestos para las arcas del Estado todavía no se ha recuperado de la crisis económica. Así lo reflejan el total de ingresos tributarios del año pasado, de 208.685 millones de euros, que, a pesar de que supone un 7,6% más que en 2017, todavía está por debajo de los que se recaudó en 2007, justo antes de la recesión económica.

Hace 12 años, la suma de todos los impuestos supuso 214.244 millones de euros, 5.000 millones más que en 2018, a pesar de que el año pasado el IRPF, el IVA, el Impuesto sobre la Renta de los No Residentes (IRNR) y los impuestos especiales han aportado más dinero a Hacienda de lo que lo hicieron en 2007.

La diferencia está principalmente en la bajada de un 44,6% en la recaudación del impuesto de Sociedades y por la reducción de otros ingresos fiscales que no son impuestos, como las tasas, que han caído un 86% en los últimos 11 años. En el caso del impuesto de Sociedades, las exenciones por doble imposición y la compensación de bases negativas ha reducido a la mitad su recaudación.

Financiar pensiones sociales con impuestos a los superricos

A pesar de que han evolucionado de forma dispar tras la crisis económica, el 85% de la recaudación tributaria de 2018 procede del IRPF, que supuso un 39% del total de impuestos del año pasado; el IVA, un 33%; y el impuesto de Sociedades, que aportó un 12%.

Mientras, el impuesto sobre el Patrimonio recaudó 1.040 millones de euros, apenas un 0,5% del total, en el ejercicio 2016, el último sobre el que hay datos. Más de la mitad de esos ingresos, según el informe anual de la campaña de Renta y Patrimonio del Consejo General de Economistas, proceden de rentas entre 1,5 y 6 millones de euros, que son el 26% de los declarantes.

Estos son los impuestos que más dinero recaudan para el Estado, ordenados de menor a mayor volumen de ingresos en 2018 y acompañados de su evolución porcentual respecto a 2007.

Tasas y otros ingresos: 1.973 millones de euros (-86,31% que en 2007)

  • Recaudación en 2007: 14.416 millones de euros
  • Recaudación en 2013: 2.073 millones de euros

La Agencia Tributaria ha destacado que la recaudación más allá de los impuestos sigue su recorrido a la baja desde la crisis económica. El año pasado, las tasas se redujeron un 11% debido a la caída de los ingresos procedentes del Canon por el aprovechamiento de aguas continentales para la producción de energía eléctrica (-43,9%, 86 millones), afectado por la sequía de 2017″.

Impuestos directos no vinculados a la renta: 2.072 millones de euros (+3,65%)

  • Recaudación en 2007: 1.104 millones de euros
  • Recaudación en 2013: 1.737 millones de euros

Dentro de esta categoría se engloban impuestos directos atípicos, como la fiscalidad medioambiental. La Agencia Tributaria destaca que el mayor volumen de ingresos lo aporta el Impuesto sobre el Valor de la Producción Eléctrica, que aportó el año pasado 1.586 millones de euros, superando los resultados de 2017.