Empresa

Barcelona, Valencia y Madrid, entre las ciudades europeas donde más ha bajado el precio del alquiler en pandemia

Barcelona, Valencia y Madrid, entre las ciudades europeas donde más ha bajado el precio del alquiler en pandemia

Barcelona, Valencia y Madrid están entre las ciudades europeas en las que más han bajado los precios de alquiler de apartamentos, estudios y habitaciones en pisos compartidos en los últimos 12 meses, según HousingAnywhere.

El coronavirus ha arrastrado a la baja los precios de alquiler de vivienda en las principales capitales de Europa, pese a que este impacto todavía no se ha trasladado a las ciudades de menor tamaño o con menos tirón turístico, como sucede en gran parte de España. Sin embargo, los grandes núcleos de población del Viejo Continente han estado más expuestos a los vaivenes de la pandemia y sus precios han evolucionado mayoritariamente a la baja.

No obstante, esa tendencia no es generalizada en toda Europa y hay excepciones muy destacadas, según refleja el Índice Internacional de Alquileres de la plataforma de alquiler HousingAnywhere, en el que desvela que los precios han tendido a reducirse a finales de 2020 en las principales ciudades europeas, con la excepción destacada de París y Londres, que son además las 2 ciudades con los precios de alquiler más altos de Europa.

“El mercado del alquiler continúa siendo dictado por la pandemia, y parece que la consecuente volatilidad aún no ha quedado atrás”, ha destacado Djordy Seelmann, CEO de HousingAnywhere, que estima que “hay luz al final del túnel y esperamos ver signos de recuperación en la segunda mitad del 2021”, precisando que “una vez se haya vacunado un gran porcentaje de la población, también significará una reactivación de la escasez de viviendas antiguas”.

5 claves para saber si te interesa el alquiler con derecho a compra

Mientras, en el primer trimestre de 2021, el estudio señala que el precio medio de un apartamento de alquiler en la capital gala ha subido a 1.835 euros, un 5,7% más que en el mismo periodo del año anterior, mientras que en Londres se ha moderado a 1.745 euros, un 0,6% menos que hace 12 meses, mientras que en tercer lugar figura Ámsterdam, con 1.603 euros de media, un 4,9% menos que al inicio de 2020.

En el caso de las 3 ciudades españolas incluidas en el estudio, Barcelona es la más cara, con un precio medio por un apartamento de 1.130 euros, que supone un 9,5% menos que hace 12 meses y un 4,2% menos que el trimestre anterior, seguida de Madrid con 1.145 euros, un 2,7% menos que en 2020 pero creciendo un 1,4% respecto al último trimestre del año pasado, y de Valencia, con 786 euros, un 12,7% menos que al inicio de 2020 y un 6,3% menos que el periodo anterior.

No obstante, HousingAnywhere, que se centra en el arrendamiento a jóvenes profesionales y estudiantes extranjeros, ha segmentado los datos de alquiler en las 22 capitales europeas de acuerdo a los precios medios de los productos más ajustados a su público, es decir, apartamentos, estudios y habitaciones privadas en pisos compartidos, que muestran una evolución diferenciada en la mayoría de los casos.

Así, como refleja la gráfica anterior, la mayoría de 22 ciudades europeas han visto abaratarse los apartamentos con al menos una habitación tanto respecto al año pasado como al trimestre anterior, con la excepción de Berlín, donde los precios cayeron un 1,9% respecto al primer trimestre de 2020 pero han crecido un 12,3% respecto al último del año pasado, o Fráncfort, Hamburgo, Helsinki, La Haya, París o Reikiavik, donde crecieron en ambos periodos de tiempo.

Mientras, Viena ha liderado el abaratamiento interanual del alquiler de apartamentos, con un -13,7% , seguida de Valencia con un -12,7%, Múnich, con un -12%, Turín, con un -10,3%, y Barcelona, con un -9,5%. En cuanto a la evolución respecto al cierre de 2020, a los repuntes de Berlín y Madrid, se suman los de Milán y Florencia y los de las capitales alemanas, francesas y escandinavas.

En cuanto a los estudios, el panorama es similar a los apartamentos aunque con todavía menos ciudades mostrando un aumento de precios de alquiler, como muestra la gráfica anterior, con solo 5 alzas interanuales y otras tantas intertrimestrales, copadas de nuevo por ciudades del norte del continente como Fráncfort, Hamburgo, Helsinki, Rotterdam, Utrecht o Ámsterdam, mientras que Bruselas ha mantenido sin cambios los precios de este tipo de viviendas.

También al igual que con los apartamentos, Viena es la capital europea que registra un mayor desplome de precios respecto al primer trimestre de 2020, es decir, desde justo antes del estallido de la pandemia, con un 14,7% menos, aunque la tendencia se ha revertido en el último trimestre, con un alza del 2%. Tras la capital austríaca, Barcelona refleja una caída interanual del 12% en los precios de microviviendas, mientras aparece en quinto lugar tras Turín y Roma.

Por último, el informe de HousingAnywhere constata que el mayor hundimiento de precios se produce en uno de los segmentos del alquiler más vinculados a la población joven, el de las habitaciones privadas en pisos compartidos. Así, sólo la capital económica alemana, Fráncfort, ha registrado un incremento de precios durante los últimos 12 meses, y de apenas un 0,3%, aunque 3 ciudades más han visto encarecerse sus habitaciones en los últimos 3 meses.

En este caso, Milán lidera la caída interanual de precios de habitaciones, con un -12%, seguida de cerca por Madrid, con un -11,9%, mientras Turín y Roma se han dejado un -11,7% y un -11,6%, respectivamente. Sin embargo, HousingAnywhere asegura que esa tendencia podría cambiar, dado que asegura que un estudio de la plataforma educativa Bridge U señala que el interés de los estudiantes por ir a España ha aumentado un 200%.

Además, la plataforma prevé que haya cambios próximamente dado que “las universidades están reportando aumentos en las inscripciones”, por lo que estima una recuperación de movimiento de estudiantes a otros países, aunque señalando que “se traducirá en más escasez en segmentos de precios adecuados para estudiantes internacionales, y con jóvenes profesionales que buscan un alojamiento similar, la presión en el mercado aumentará aún más”.

*Artículo original publicado por Adrián Francisco Varela en Business Insider

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.