Empresa

Apple siembra la duda sobre todo el modelo de licencias de Qualcomm

En el litigio que enfrenta a Apple y Qualcomm por 1.000 millones de dólares, la firma de Tim Cook pretende echar por tierra las bases de todo el negocio del proveedor de chips.

Apple pasa a la ofensiva total en su particular guerra con Qualcomm. Así pues, y con el fin de dinamitar todos lo cimientos del negocio de este fabricante de chips, la empresa de Tim Cook acaba de solicitar a un tribunal federal de EEUU que considere inválidos todos los acuerdos de licenciamiento que unían a ambas entidades y que obligaban a Apple a pagar una cantidad fija a Qualcomm por cada iPhone fabricado.

Esta petición se suma a la demanda que la firma de la manzana mordida ya presentó contra Qualcomm en enero, después de que el fabricante de semiconductores se negara a devolver unos 1.000 millones de dólares en pagos en referencia a la tecnología de radio y otros chips de esta marca incorporados en los iPhone. Anteriormente, y por cerrar la teoría conspiranoica, Apple había colaborado públicamente con loas autoridades reguladoras coreanas que estaban investigando las operaciones y el monopolio de Qualcomm en este mercado, algo que no debió sentar muy bien a su amado proveedor de chips.

Qualcomm no hace ni una concesión a la UE en la compra de NXP

La polémica práctica de Qualcomm, conocida como ‘sin licencias, sin chips’, exige a todos sus clientes firmar acuerdos de licencias de patentes antes de poder acceder a la adquisición de sus chips, lo cual permite a la firma obtener una vía de ingresos extra más allá de la pura comercialización de sus semiconductores. En concreto, los chips de módem (que son los que permiten conectar el teléfono a las redes móviles) son los más usados para esta suerte de chantaje, ya investigado por las autoridades de competencia norteamericanas y también la Comisión Europea.

Según denuncia Apple, y siguiendo la estela de Blackberry que ya ganó su arbitraje contra Qualcomm, esta compañía podría cobrar por la licencia de la patente o por el chip… pero no por ambos al mismo tiempo. Dicho de otro modo: se podría considerar un obstáculo a la competencia el no poder comprar un semiconductor de forma independiente, sin tener que sellar ningún acuerdo de propiedad industrial.

Sobre el autor

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.

Leave a Comment