Empresa

Apple, Amazon o Google se habrían beneficiado del trabajo forzado en China, según un informe

Apple, Amazon o Google se habrían beneficiado del trabajo forzado en China, según un informe

El informe elaborado por un grupo de expertos australiano ha enumerado a gigantes tecnológicos como Apple, Amazon, Huawei, Samsung, Google, Microsoft y Sony como beneficiarios del trabajo forzado en China.

El informe ASPI pone el punto de mira sobre el vínculo entre trabajo forzado en fábricas y las corporaciones tecnológicas más poderosas del planeta. Publicado por el Instituto de Política Estratégica de Australia, el documento revela que entre los años 2017 y 2019 el gobierno chino transfirió a más de 80.000 uigures y otras minorías étnicas fuera de la región de Xinjiang a fábricas con condiciones de trabajo forzado. Los uigures son un grupo étnico que vive en las regiones del noroeste de la República Popular China, principalmente en la Región Autónoma Uigur de Sinkiang y que practica la religión musulmana.

En las fábricas situadas lejos de sus hogares, estas minorías étnicas “viven en dormitorios separados, reciben capacitación organizada en mandarín e ideológica fuera del horario laboral, están sujetos a vigilancia constante y tienen prohibido participar en celebraciones religiosas”, según apunta el informe. Numerosas fuentes, incluidos documentos gubernamentales, muestran que los trabajadores transferidos son cuidadores asignados y tienen una libertad de movimiento limitada. Naciones Unidas ha criticado en varias ocasiones el trato a esta población.

El documento alerta de la presión y vulneración de derechos laborales de estas minorías, sometidas a realizar trabajos forzados en docenas de fábricas en China que forman parte de las cadenas de suministro de numerosas corporaciones famosas. Hasta 83 aparecen en el informe ASPI, incluyendo a Apple, Amazon, Huawei, Samsung, Google, Microsoft, Sony, BMW, Gap, General Motors, Nike, Nintendo, Siemens y Toshiba.

Móviles éticos, la alternativa libre de minerales de sangre

Uno de los estudios de caso de ASPI contenidos en el informe examina concretamente el tratamiento de los trabajadores en varias fábricas que son partes clave de la cadena de suministro de Apple. Una de ellas es O-Film, fabricante de las cámaras frontales de exitosos modelos de smartphone como el iPhone 8 y el iPhone X. El proveedor también lo de Huawei, Samsung y HP. El informe ASPI señala cómo el CEO de Apple, Tim Cook, elogió a la compañía por un “enfoque humano hacia los empleados” después de una visita en la primavera de 2017.

El informe denuncia que, según un periódico local, los uigures enviados a una de sus fábricas fueron reeducados ideológicamente y obligados a sentir gratitud hacia el Partido. Por su parte, el gobierno chino ha negado las acusaciones de trabajo forzoso y en anteriores ocasiones ha considerado a los centros de reeducación como parte de sus esfuerzos para combatir el terrorismo y el separatismo en Xinjiang.

Mientras tanto, y tal como apuntan desde Mashable, uigures ya liberados hablan de una vigilancia perpetua y la prohibición total de varias de sus actividades religiosas. Algunas tecnológicas consultadas por esta publicación como Microsoft revelan estar investigando dichas reclamaciones y prometen tomar las medidas adecuadas ante la posible infracción de su código de conducta.

Puedes consultar el informe completo en el siguiente enlace.

Imagen de portada | China Ethnic Religion Net (中国 民族 宗教 网)

Fuente | Mashable

Te recomendamos

Sobre el autor

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.